miércoles, 12 de julio de 2017

MISA VOTIVA POR EL VIII CENTENARIO DE LA CORONACIÓN DE FERNANDO III EL SANTO COMO REY DE CASTILLA EN VALLADOLID.


Al mediodía del pasado 1 de julio de 2017, tuvo lugar en la Santa Iglesia Catedral Metropolitana de Valladolid, una Solemne Eucaristía con carácter votivo, para conmemorar el VIII centenario de la Proclamación Oficial como rey de Castilla de Fernando III El Santo (Valparaíso, Peleas de arriba, Zamora, ¿5 de agosto de 1199 ó 24 de junio de 1201?-Sevilla, 30 de mayo de 1252). Tras una primera proclamación como rey –el 14 de junio de 1217- en Autillo de Campos (Palencia), unos días después en Valladolid tuvo lugar la Proclamación Oficial (Plaza del Mercado), renuncia de los derechos de su madre Doña Berenguela a favor de su hijo Fernando y juramento (en la Iglesia Mayor, el rey jura cumplir los fueros y a su vez recibe juramento de lealtad). 


La Eucaristía estuvo presidida por S.E.R. Ricardo Blázquez, Cardenal Arzobispo de Valladolid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española, con la presencia de Rvdo. Sr. D. José Andrés Cabrerizo, Deán de la S.I. Catedral, Rvdo Sr. D. Mateo Marcos Moro, Canónigo de la dicha Santa Iglesia y Notario Mayor y otros miembros del Cabildo Catedral.



Como se señaló en la homilía, la celebración tenía un carácter religioso, ensalzar las virtudes que desde este punto de vista fueron vividas y desarrolladas por el Santo Rey, y por tanto, no un carácter político, sin olvidar que por derecho desempeñó esas funciones.

Para la ocasión, la Capilla del Santo estuvo abierta, iluminada y exornada, destacando las tres banderas cercanas a la efigie del Santo, la de España, la actual de Castilla y León y una con una representación heráldica algo más antigua de ésta última.



Tras la comunión y antes de la bendición final, los concelebrantes y numerosos asistentes se dirigieron a este espacio, ante la imagen del Santo Rey, donde se entonó un Te Deum. 

Al finalizar, se ofreció a pública veneración una reliquia que a petición del Cabildo Catedralicio de Valladolid ha sido entregada por el Cabildo Catedralicio de Sevilla (donde reposan los restos del Santo). La reliquia es un fragmento de textil que estuvo en contacto con el cuerpo del Santo y que fue obtenido en la última restauración.

Capilla e imagen de san Fernando, Catedral de Valladolid.
La primera capilla partiendo desde el ábside del lado del Evangelio de la S.I. Catedral, al lado del sepulcro de D. Pedro Ansúrez, se encuentra dedicada a Fernando III El Santo, fundada en 1585 por Juan de Santisteban, aunque no se materializó hasta casi noventa años después por la lentitud de las obras. En su interior, se halla un retablo salomónico de 1680, obra de Pedro de Cea, junto con una escultura de San Fernando tallada por Alonso de Rozas, policromada por Diego Fuertes Blanco. El ornato de la figura se completó con una corona de plata, que pesó 37 onzas y 2 ochavos, fabricada por el platero Pedro Álvarez cuyo precio se ajustó en 280 reales
La imagen fue realizada en 1671 y parece que hacía mediados de año estuvo concluida para celebrar solemnes fiestas con motivo de la canonización, en las que uno de los actos destacados sería la procesión con la nueva imagen que tuvo lugar el domingo 12 de julio de 1671.

No fue la única ocasión en la que la imagen salió en procesión, ya que existía la costumbre que cuando la Solemnidad del Corpus Christi coincidía en 30 de mayo, fiesta de San Fernando, la imagen del Santo Rey participaba en el cortejo procesional.

Esta celebración podría marcar el inicio de la recuperación de la memoria y culto a este Santo en nuestra ciudad, a la que estuvo vinculada…Pero no sólo a la ciudad, también a la propia Comunidad Autónoma, recordemos que de su mano se produjo la unión definitiva de los reinos de Castilla y de León, motivo que podría valer su proclamación como Patrono e incluso fiesta de la Comunidad.

Es triste que una efeméride así no haya tenido mayor repercusión en otros ámbitos de la sociedad ¿los motivos?...No entraré en especulaciones en ese sentido. Pero, por esto mismo, es de destacar y agradecer la iniciativa de la Iglesia en Valladolid para evitar que pasara desapercibido.


Para terminar esta entrada, un recuerdo a una imagen de Nuestra Señora de la que el Santo Rey era devoto, hablamos de Nuestra Señora de la Peña de Francia, hoy en el retablo mayor de la Parroquia de San Martín y San Benito El Viejo, antigua devoción vallisoletana que, Parroquia y Cofradías allí establecidas podrían intentar revitalizar su culto y posible salida procesional.

URREA FERNÁNDEZ, Jesús: “Capillas y patronos de la Catedral de Valladolid”, B.R.A.C., Tomo XL, 2005, pp. 107-124.

No hay comentarios:

Publicar un comentario