viernes, 22 de diciembre de 2017

PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO

El año 1976 vio nacer dos nuevas procesiones en la Semana Santa de Valladolid, la que pasará a denominarse de Paz y Reconciliación (ver entrada) y la que aquel año se llamó del Cristo Yacente (Carreño, pág. 27) que, organizada por la Cofradía del Santo Cristo del Perdón, salió a las 12 de la noche desde la Parroquia de Santa María Magdalena, portando a hombros una imagen de Cristo Yacente venerado en dicha parroquia, para dirigirse a la Parroquia de San Ignacio de Loyola, en el Barrio de Pajarillos. Aquel año, como era costumbre, no aparece esta nueva procesión en el programa oficial, pero al año siguiente -1977-, sí que aparece lo que informa de detalles sobre la misma: “A las doce de la noche, de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, partirá la procesión de ORACIÓN Y SACRIFICIO, en la que la Cofradía del Santo Cristo del Perdón, portando a hombros un CRISTO YACENTE, recorrerá las calles de Ramón y Cajal, Huelgas, Corpus Christi, San Quintín, Plaza de las Batallas, Covadonga, Santiago Rusiñol, Plaza de los Vadillos, Casasola y Villabáñez, hasta la Iglesia de San Ignacio de Loyola, donde se celebrará un breve acto litúrgico, regresando a su Iglesia Parroquial por Villabáñez, Casasola, Plaza de los Vadillos, Santiago Rusiñol, Renedo, Velardes y Colón”.

Se trata de una imagen de Cristo Yacente, de autor anónimo, datada en el primer decenio del siglo XVI, que se venera en la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena. En su origen, este Yacente, junto con el retablo del tipo Yacente-Dolorosa (obra de Pedro y Juan Correa, 1719), donde se venera, fueron realizados para la Cofradía del Santo Sepulcro del Hospital de la Resurrección. Se trata de un Cristo exento cuyo cuerpo –largo (170 cms), rígido y con abundantes heridas- está separado del sudario. En opinión de Martín González y Urrea Fernández, es el primer Cristo Yacente del arte vallisoletano y antecedente de Gregorio Fernández (CRISTOS YACENTES, catálogo de exposición).



En líneas generales, durante estos años 70 y los 80, la procesión no es que experimente grandes modificaciones, todo lo más incluir alguna modificación en el recorrido. Pero en el cambio de década, de los 80 a 90, se van introduciendo novedades significativas como la realización de un acto en la Chancillería. Así, aparece en el programa del año 1991: “PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO. A las doce de la noche, desde la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, partirá la procesión de ORACIÓN Y SACRIFICIO, con la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón portando a hombros el «paso» «CRISTO YACENTE». RECORRIDO: Salida de la Iglesia de Santa María Magdalena, con el paso del Cristo Yacente portado a hombros, siguiendo por Ramón y Cajal, Chancillería (donde la Cofradía celebrará un acto penitencial) continuando por Real de Burgos, Alamillos, Pólvora, Luis Braille, Santiago Rusiñol, Plaza Vadillos, Casasola y Villabáñez hasta la Iglesia de San Ignacio de Loyola. Regresando por Villabáñez, Casasola, Plaza de los Vadillos, Santiago Rusiñol, Plaza de Luis Braille, Renedo, Cárcel y Colón, hasta la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena”. Será el último año con acto en la Parroquia de San Ignacio.

En 1992, el programa anunciaba nuevos cambios. Es un año de singular importancia en la historia de la Cofradía y se manifiesta en sus salidas procesionales y, de manera especial, en esta procesión. Así el programa recoge: “PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO. A las once y media de la noche, partirá de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, la Procesión de Oración y Sacrificio, con los «pasos» «SANTÍSIMO CRISTO DEL PERDÓN», «CRISTO YACENTE» portado a hombros y «NUESTRO PADRE JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS», acompañados por la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo-Comisaría del Santísimo Cristo del Perdón. RECORRIDO: Colón, Avenida de Ramón y Cajal y Chancillería, dónde se realizará un Acto Penitencial; continuando por Gondomar y Santa Clara hasta la Iglesia Parroquial del mismo nombre, donde se celebrará un nuevo Acto Penitencial; siguiendo por Santa Clara, Real de Burgos, Avenida de Ramón y Cajal y Colón, hasta la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena”. No obstante, la imagen de Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas (que entonces aún se encontraba en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros), finalmente no saldría en procesión aquel año.

Esos cambios se mantienen en 1993, año que marca otro hito histórico en esta Cofradía, pues será el último de su estancia en la Parroquia de Santa María Magdalena, así que será la última ocasión en que esta procesión salga de dicho templo parroquial y la última salida procesional del Cristo Yacente, por ello justifica recordar el programa de aquel año: “PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO. A las once y media de la noche, partida de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, la Procesión de Oración y Sacrificio, con los “pasos” “SANTÍSIMO CRISTO DEL PERDÓN”, “CRISTO YACENTE” portado a hombros, acompañados por la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo. Recorrido: Colón, Avenida de Ramón y Cajal y Chancillería donde se realizará un Acto Penitencial; continuando por Gondomar y Santa Clara hasta la Iglesia Parroquial del mismo nombre, donde se celebrará un nuevo Acto Penitencial; siguiendo por Santa Clara, Real de Burgos, Avenida de Ramón y Cajal, y Colón, hasta la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena ”.

El 23 de octubre de 1993, la Cofradía traslada su sede desde la Magdalena hasta San Quirce, reflejado en una procesión extraordinaria portando las imágenes del Santísimo Cristo del Perdón y el Santo Cristo de las Cinco Llagas (éste último recogido en el Museo Nacional de Escultura). Esta recuperación de historia, patrimonio, etc., traerá nuevos cambios en esta procesión para el año 1994, como el templo de donde sale la procesión, hora de salida, lugar de acto penitencial (la Catedral), pasos que procesiona (en esta ocasión tres: N.P. Jesús Flagelado, Cristo del Perdón y Cristo de Las Cinco Llagas –única vez que salga en esta procesión-) y el modo de portarles, todos a hombros. Por lo que la procesión se anuncia como sigue: “PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO. A las ocho de la noche, partirá de la Iglesia Conventual de San Quirce y Santa Julita, la Procesión de Oración y Sacrificio, con los “pasos” “NUESTRO PADRE JESÚS FLAGELADO”, “SANTÍSIMO CRISTO DEL PERDÓN”, y “SANTO CRISTO DE LAS CINCO LLAGAS”, portados a hombros, acompañados por la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo. RECORRIDO: Plaza de la Trinidad, Expósitos, Concepción, Plaza de San Miguel, San Antonio de Padua, Plaza de los Arces, Leopoldo Cano, Plaza de la Libertad, Plaza de Portugalete y Arribas, hasta la Santa Iglesia Catedral en cuyo interior se celebrará un Acto Penitencial. Reanudándose la Procesión por: Cascajares, Plaza de Cánovas del Castillo, Fuente Dorada, Plaza del Ochavo, Platerías, hasta la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz, donde se realizará un Acto de Homenaje a la Santísima Virgen. Continuando por Guadamacileros, Plaza de los Arces, San Antonio de Padua, Plaza de San Miguel, Concepción, Expósitos, Plaza de la Trinidad, hasta la Iglesia Conventual de San Quirce y Santa Julita”.

En 1995 ya no participa el Cristo de las Cinco Llagas que desde ese mismo año protagonizará su procesión titular en la jornada del Sábado de Pasión. La Cofradía sigue portando en la Procesión del Jueves Santo las imágenes de Nuestro Padre Jesús Flagelado y del Santísimo Cristo del Perdón. A finales de esa misma década, en 1999, la Cofradía edita por primera vez carteles anunciando la Procesión.

Llegados a 2001, el Santísimo Cristo del Perdón estrena unas nuevas andas (las actuales),  aquel Jueves Santo (12 de abril) realizadas en madera de caoba por Manuel Caballero Farfán sobre estructura metálica de Roberto Jiménez Mariano. Se completan con unas cartelas en plata obra de Juan Borrero Campos (Taller Orfebrería Triana) representando: Parte frontal, emblemas de la Cofradía, de la Orden Trinitaria y de la Orden Cisterciense; lateral derecho, cartelas dedicadas a los patronos de la Cofradía San Rafael Arnaiz Barón y  Cabeza de San Juan Bautista (reproduciendo la que se encuentra los pies del Cristo del Perdón) y Bautismo de Cristo basado en el tallado por Gregorio Fernández que se encuentra en el Museo Nacional Escultura; lateral izquierdo, cartelas con temas marianos, Anunciación de la Virgen (basada en un óleo del Museo del Prado), Retablo de la Iglesia de la Pasión (reproducción aproximada de cómo pudo aquel retablo mayor en cuya hornacina central se encontraba entronizada la imagen de la Santísima Virgen de la Pasión) y Coronación de la Santísima Virgen inspirada en un cuadro de Velázquez; finalmente, en la parte posterior, en relación con las de la parte frontal, aparecen algunas de las sedes donde ha tenido la Cofradía, fachada del Convento de la Trinidad Calzada, fachada de la Iglesia Penitencial de la Pasión y fachada de la Iglesia del Real Monasterio de San Quirce y Santa Julita.

Posteriormente se enriquecerá con un friso de plata, obra también de Juan Borrero, enmarcando la peana, regalo de un grupo de cofrades y devotos del Cristo del Perdón. En el frente de las andas porta un relicario, donación también de un grupo de cofrades, que ostenta en su interior una reliquia de San Rafael Arnaiz Barón, Co-Patrono de la Cofradía.

En el año 2010, la Cofradía acomete la restauración de otra de sus imágenes, el Santo Cristo del Calvario. En principio, su incorporación a la Procesión de Oración y Sacrificio estaba previsto para la Semana Santa de 2011, no obstante, la lluvia impidió su vuelta a las procesiones (anteriormente había estado en los pasos Elevación de la Cruz y Todo está Consumado), aunque se le pudo ver, en compañía de la imagen de Nuestra Señora de la Soledad (OFS La Santa Cruz Desnuda) presidiendo el Pregón de Semana Santa de aquel año en la S. I. Catedral. Estas dos imágenes suponían sendas novedades en las procesiones de Semana Santa de dicho año. Las mismas condiciones meteorológicas sufren en la Semana Santa de 2012 y 2013, con la consiguiente suspensión de procesiones. En ese último año, el 9 de febrero de 2013, recuperan la imagen de Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas, depositado durante décadas en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros y tras su restauración y una primera salida procesional en forma de traslado extraordinario desde la Catedral a San Quirce (28 de septiembre de 2013), estrenando una cruz realizada por el escultor sevillano Rafael Martín Hernández, se incorporará en 2014 a la Procesión de Oración y Sacrificio, siendo desde entonces (y en la actualidad) cuatro los pasos que acompaña la Cofradía en esta procesión: Nuestro Padre Jesús Flagelado, Nuestro Padre Jesús con la Cruz a Cuestas, Santísimo Cristo del Perdón y Santo Cristo del Calvario (que por fin pudo salir en procesión).







Para concluir, se transcribe las características de su celebración en la actualidad conforme al programa oficial del año 2017:

PROCESIÓN DE ORACIÓN Y SACRIFICIO
A las ocho de la tarde, partirá de la Iglesia Conventual de San Quirce y Santa Julita, la Procesión de Oración y Sacrificio, con los "pasos" "NUESTRO PADRE JESÚS FLAGELADO" (atribuido a Antonio Ribera o Francisco Diaz de Tudanca, h. 1650), "NUESTRO PADRE JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS" (Gregorio Fernández, 1614), "SANTÍSIMO CRISTO DEL PERDÓN" (Bernardo del Rincón, 1656), y "SANTO CRISTO DEL CALVARIO" (anónimo castellano, mitad S.XVII), alumbrados por la Cofradía Penitencial de la Sagrada Pasión de Cristo. 
RECORRIDO: Plaza de la Trinidad, San Quirce, Expósitos, Concepción,  Plaza de San Miguel, San Antonio de Padua, Plaza de los Arces, Leopoldo Cano, Angustias, Plaza de la Libertad, Plaza del Portugalete, Catedral y Arribas hasta la Santa Iglesia Catedral en cuyo interior se celebrará un Acto Penitencial.
Reanudándose la Procesión por: Arribas, Catedral, Plaza del Portugalete, Plaza de la Libertad, Macías Picavea, Platerías, Guadamacileros, Plaza de los Arces, San Antonio de Padua, Plaza de San Miguel, Concepción, Expósitos, San Quirce y Plaza de la Trinidad, hasta la Iglesia del Real Monasterio de San Quirce y Santa Julita donde se dará por finalizada la Procesión.


Bibliografía:
SAN JOSÉ CARREÑO, José Luis: Semana Santa en Valladolid. 2004.

Hemeroteca:
El Norte de Castilla.

Programas de Semana Santa de Valladolid.

martes, 19 de diciembre de 2017

PROCESIÓN DEL SANTÍSIMO ROSARIO DEL DOLOR.

La Semana Santa vallisoletana del año 1951 trajo consigo diversas novedades como la celebración de dos nuevas procesiones (Rosario del Dolor y Nuestra Señora de la Amargura) y la incorporación de nuevos pasos procesionales (Nuestra Señora de la Amargura y Monte Calvario), entendiéndose estos “nuevos pasos” como antiguas imágenes o grupos a los que se les daba ahora una función procesional, no se está hablando de imaginería contemporánea. 

Para hacernos una idea, recordemos cómo era la Semana Santa anterior a ese año: Las procesiones se desarrollaban desde el Domingo de Ramos a la noche del Viernes Santo, y no todos los días, sino que las había el Domingo de Ramos, Martes Santo, Miércoles Santo, Jueves Santo y Viernes Santo. La distribución de estos cortejos procesionales era la siguiente:

Domingo de Ramos.- Procesión de Las Palmas.
Martes Santo.- Encuentro de la Santísima Virgen con su Hijo en la Calle de la Amargura.
Miércoles Santo.- Via Crucis Procesional.
Jueves Santo.- Penitencia y Caridad.
Viernes Santo.- Pregón y Sermón de Las Siete Palabras (éste último en la Plaza Mayor), Procesión del Santísimo Cristo de la Luz, Procesión General de la Sagrada Pasión del Salvador y Procesión de la Soledad.


Como se ha dicho, el año 1951 introducirá novedades, quedando como se detalla a continuación:

Domingo de Ramos.- Procesión de Las Palmas. Con el paso “Entrada triunfal de Jesús en Jerusalén”.
Lunes Santo.- Procesión del Santísimo Rosario del Dolor. Con los pasos (según aparece en el programa): “La Oración del Huerto”, “La Flagelación”, “La Coronación de Espinas”, “La Cruz a Cuestas” y “La Crucifixión del Señor”.
Martes Santo.- Encuentro de la Santísima Virgen con su Hijo en la Calle de la Amargura. En la que participaban los pasos “Camino del Calvario” y “Nuestra Señora de Las Angustias”.
Miércoles Santo.- Via Crucis Procesional. Procesión en la que formaban los pasos de “Nuestro Padre Jesús Nazareno” y “Cristo de la Agonía”, mientras que en distintas estaciones se encontraban los siguientes: “Camino del Calvario”, “Emisit Spiritum”, “Dolorosa de la Santa Vera Cruz” y “Nuestra Señora de Las Angustias”.
Jueves Santo.- Procesión de Penitencia y Caridad, con los pasos “Santísimo Cristo del Perdón”, “Santísimo Cristo de la Preciosa Sangre” y “Nuestra Señora de La Piedad” y Procesión de Nuestra Señora de La Amargura  con “La Elevación de la Cruz”, “Nuestra Señora de la Amargura” y “El Monte Calvario”.
Viernes Santo.- Pregón y Sermón de Las Siete Palabras (éste último en la Plaza Mayor), Procesión del Santísimo Cristo de la Luz (Santísimo Cristo de la Luz), Procesión General de la Sagrada Pasión del Salvador que constaba de los pasos: Oración del Huerto, Azotamiento del Señor, El Señor Atado a la Columna, Ecce Homo, Camino del Calvario, La Virgen y San Juan, Nuestro Padre Jesús Nazareno, Preparativos para la Crucifixión, Santísimo Cristo del Perdón, La Exaltación de la Cruz, Sitio, Emisit Spiritum, Inter Scelestos Innocens, Cristo en la Cruz, María al pie de la Cruz, El Descendimiento, La Santa Cruz, La Quinta Angustia, Cristo Yacente, Santo Sepulcro y Nuestra Señora de Las Angustias; y Procesión de la Soledad (Nuestra Señora de las Angustias).

Un total de 19 Cofradías y Hermandades (con respecto a la actualidad faltaría el Resucitado) y 26 pasos. En cuanto a las Cofradías, aún podemos añadir los datos de repetición de salidas:  Cena (4 días), Huerto (2 días), Atado (2 días), Artilleros (2 días), Discípulo Amado (1 día), Nazareno (2 días), Despojo (2 días), Perdón (2 días), Exaltación (2 días), Siete Palabras (3 días, 4 salidas), Preciosa Sangre (2 días), Vera Cruz (3 días), Descendimiento (2 días), Cruz Desnuda (1 día), Piedad (2 días), Santo Entierro (1 día), Santo Sepulcro (1 día) y Angustias (3 días, 4 salidas procesionales).

En una anterior entrada se trató de la Procesión de Nuestra Señora de La Amargura, hoy denominada de La Amargura de Cristo (ver entrada). En esta ocasión trataremos de la otra novedad de aquel año 1951 en cuanto a cortejos se refiere: la Procesión del Santísimo Rosario del Dolor.

En aquella primera ocasión, 19 de marzo de 1951 –Lunes Santo-, la procesión (llamada por otro nombre como Procesión del Santísimo Rosario de Penitencia) salió de la Penitencial de La Santa Vera Cruz, a las 20:30 h. El cortejo estuvo compuesto por cinco Cofradías, acompañando cada una de ellas uno de los pasos que representaban los Misterios Dolorosos del Santísimo Rosario. De hecho, la denominación de los pasos en el programa se ajustaba a la tradicional designación de dichos Misterios en el rezo del Rosario, más que al nombre de los conjuntos o pasos procesionales:

Cofradía de la Oración del Huerto.- Con “La Oración del Huerto” (Andrés Solanes, h. 1629).
Hermandad Penitencial de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna.- Con “El Señor Atado a la Columna” (Gregorio Fernández (h. 1617).
Hermandad del Santo Cristo de Los Artilleros.- Con “Santo Cristo de Los Artilleros” (Gregorio Fernández, h. 1620).
Cofradía de La Sagrada Cena.- Con “Camino del Calvario” (Gregorio Fernández, 1614; Cristo atribuido a Pedro de la Cuadra).
Cofradía de Las Siete Palabras.- Con Emisit Spiritum (Varios autores, siglos XVI- XVII).

En el cortejo figuraban también los artísticos faroles del Rosario de Faroles o de Cristal de la Real y Venerable Hermandad de Nuestra Señora del Rosario María Santísima de San Lorenzo, Patrona de Valladolid.

El recorrido de aquella primera procesión fue: Conde Ansúrez, Francisco Zarandona, San Benito, Plaza de los Leones de Castilla, Jesús, Plaza Mayor, Pasión, Plaza de Santa Ana, Zúñiga, Santiago, General Mola, Duque de la Victoria, Lonja, Ochavo y Platerías. Los misterios del Rosario se rezaron delante de las iglesias de la Vera Cruz, San Benito, Jesús, Santa Ana y Santiago (Carreño, pág. 23).

Vemos que, la composición primigenia de la procesión es muy distinta a la actual, y los sucesivos cambios no se hicieron esperar.

En primer lugar, la bendición del paso titular de la Sagrada Cena el 30 de marzo de 1958 (Domingo de Ramos), hace que dicha Cofradía deje de acompañar el conjunto procesional “Camino del Calvario” que será otorgado el 16 de febrero de 1958 a la Cofradía del Santo Cristo del Despojo que lo acompañará, como lo sigue haciendo en la actualidad, en sus distintas salidas procesionales.

Por otro lado, en 1959, se incorpora, cerrando el cortejo, la Dolorosa de la Santa Vera Cruz con su Cofradía titular. Parece bastante lógica esa incorporación al ser el Santo Rosario un ejercicio eminentemente mariano, y la relación de la procesión con este templo podría decantar la salida de esta representación de la Virgen.  Agradezco a Miguel Ángel Alonso la confirmación de esta fecha (concretamente el 23 de marzo de 1959) así como otros datos sobre la procesión de aquel año como que en la presidencia de la Cofradía del Atado figuraba el Alcalde de Valladolid, Sr. Gutiérrez Semprún; que a los Artilleros les acompañó la Banda de Cornetas de la Fábrica Nacional y a la Vera-Cruz la Banda de la Cruz Roja. 

Además, la revisión de los programas de los diferentes años permite apreciar que la hora de salida varía entre las 20:00 y las 20:30 h., modificación horaria que se ha dado incluso en los años más recientes. También, gracias a los programas podemos ver los cambios de recorrido e incluso las Cofradías y Hermandades que en otros tiempos cubrían los Misterios, como luego comprobaremos.








Como ya se ha dicho anteriormente, durante mucho tiempo la denominación de los pasos se ciñe más a la nomenclatura habitual de los distintos Misterios del Rosario que al nombre por el que se conoce a cada paso y, mientras que algunos pasos no ofrecen demasiado problema en su identificación, en otros, como el que representaba el Segundo Misterio (la Flagelación), puede ofrecer alguna duda, aunque lo más habitual es la Imagen del Señor Atado a la Columna, obra de Gregorio Fernández, que se venera en la Vera Cruz. No obstante, es curiosa la existencia de fotografías en las que dentro de dicho templo se puede ver los dos pasos juntos, es decir, el Azotamiento y el Señor Atado a la Columna. En cualquier caso, esta Hermandad participó con otros pasos en esta Procesión. Así, por ejemplo, en el Diario Regional de 25 de marzo de 1975 (pág. 27) –Martes Santo- al hacer la crónica de la Procesión del Rosario del Dolor, se ilustra con una fotografía del Ecce Homo de Gregorio Fernández (San Nicolás-Museo Diocesano) en la calle Platería. Hay que tener presente que ese año, 1975, era el primero que salía esta imagen en la Semana Santa de Valladolid, con el nombre de “Preparativos para la Flagelación”.

"Ecce Homo", Gregorio Fernández, c. 1613. ("Preparativos para la Flagelación").
Fuente: Archivo Municipal de Valladolid. Sig. F00562-060.
Esta fotografía ilustraba la crónica publicada en el Diario Regional de 25/03/1975.

En cuanto a la composición de pasos de refiere, el siguiente periodo a destacar son los años 1992, 1993 y 1995, en relación con el paso “La Oración del Huerto” (Andrés de Solanes, c. 1628). El primer año mencionado, 1992, sale por primera vez restaurado, una intervención en la que recuperó la policromía original (ese mismo año, este paso participa por primera y única vez en la entonces denominada Procesión de Nuestra Señora de la Amargura, en la tarde del Jueves Santo, por el Barrio de Las Delicias).


Al año siguiente, 1993, se incorpora a este paso las tallas de Judas Iscariote y el denominado “Sayón de la linterna” recuperando parcialmente el montaje original del paso. Una recuperación efímera, pues discrepancias entre ambas Cofradías, Vera Cruz como propietaria del paso y del templo donde recibe culto y de donde sale en procesión, y la Oración del Huerto, Cofradía a la que da título dicho conjunto, hace que esta escena se pierda para las procesiones de Valladolid, únicamente recuperada el Lunes Santo de 1995 para procesionar  y en el Pregón de Semana Santa del año 2001 en la Santa Iglesia Catedral. Recientes investigaciones han asignado a este paso otros dos sayones y ojalá algún día no muy lejano se pueda ver de nuevo en procesión el montaje original de este paso.

La revisión de los montajes de los pasos procesionales y el ciclo de exposiciones temporales en el Museo Nacional de Escultura de algunos de ellos con su montaje original los años 1991, 1992 y 1993, junto al reconocimiento de la Comisaría del Santísimo Cristo del Perdón como continuadora histórica de la Cofradía Penitencial de La Pasión supone algunos cambios en otro de los pasos participantes en la Procesión del Santísimo Rosario del Dolor, el acompañado por la Cofradía de Las Siete Palabras, de hecho, el primer paso que acompañó desde su fundación. Así, de aquel montaje del Emisit Spiritum de 1927 (basado en el “Paso nuevo de Nuestra Señora y San Juan” de la Cofradía de La Pasión), en estos años 1993 y 1994, variará eliminando los dos sayones, ya que uno se reintegra en su conjunto original “El Azotamiento” (Cofradía Penitencial de La Sagrada Pasión) y sustituyendo la imagen del Crucificado, puesto que el que presidía el paso desde 1927, el hoy denominado Santo Cristo de Las Cinco Llagas (Manuel Álvarez, 1548-1563) será recuperado por la Cofradía de la Sagrada Pasión y trasladado hasta su nueva sede –Iglesia del Real Monasterio de San Quirce y Santa Julita- junto con el Santísimo Cristo del Perdón el 23 de octubre de 1993. En su lugar, en el paso procesionado por Las Siete Palabras se incorpora el actualmente llamado Santo Cristo del Calvario (también recuperado por la Cofradía de La Pasión y que era el original del mencionado paso nuevo de Nuestra Señora y San Juan), que hasta ese momento estaba en el paso de la Elevación de la Cruz. Así, desde 1994 hasta 2002 el paso de este quinto Misterio estará compuesto por: Cristo en la cruz, Nuestra Señora, San Juan y Santa María Magdalena, las cuales también varían su posición, puesto que la Virgen pasa a la derecha de Cristo, San Juan permanece a la izquierda y María Magdalena se mantiene a la derecha pero detrás de la cruz. Como hemos dicho, será hasta 2002, siendo sustituido el Crucificado por otro procedente de la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Bercero (Valladolid), escultura tallada por Alonso de Rozas en 1665. 

Por su parte, “Camino del Calvario” también ha experimentado diversas modificaciones en su composición, relacionadas con la efigie del sayón con lanza que va hiriendo a Cristo, habiendo utilizado para ello tanto un sayón procedente de la Coronación de Espinas como uno de la Flagelación, ambos conjuntos procedentes en origen de la Cofradía Penitencial de La Santa Vera Cruz. Finalmente, fruto también de esa revisión de los conjuntos procesionales, se elimina de la escena.

Como curiosidad, podemos decir que estos dos conjuntos “Camino del Calvario” y “Emisit Spiritum” eran de los que más veces salían en Semana Santa, puesto que además del Rosario del Dolor, participaban en el Vía Crucis del Miércoles Santo, en la General del Viernes Santo y, el primero de ellos, en el Encuentro del Martes Santo.

El caso es que las discrepancias citadas anteriormente entre Cofradías por el paso de la Oración del Huerto no desaparecen llegando en el año 2000 a una drástica decisión desde el Arzobispado: la prohibición de la salida en procesión de dicho paso, por parte de las dos Cofradías, ya que en esas fechas, la de la Vera Cruz ya había recuperado su Procesión de Regla en la noche del Jueves Santo (Jueves de la Cena). Esta prohibición se aplica a los días Lunes Santo, Jueves Santo y Viernes Santo.

No obstante, ese mismo año, hay otro dato a reseñar y es que la Dolorosa de la Vera Cruz salió portada a hombros, llegando hasta la Plaza de San Pablo donde se rezó el Rosario.

Lo cierto es, cambiando de tercio, que esta procesión no ha tenido precisamente mucha suerte con la climatología lo cual ha llevado a su suspensión en bastantes ocasiones en los últimos años (2010, 2012, 2013) o bien a situaciones excepcionales como la ocurrida en 2016 cuando el Museo no permite la salida de “Camino del Calvario” y “Todo está consumado” por el alto grado de humedad y las previsiones meteorológicas; ante esta situación, las Cofradías del Despojado y Siete Palabras deciden no salir sin paso. Las otras cuatro Cofradías que procesionan paso perteneciente a la Penitencial de la Santa Vera Cruz salen con aproximadamente una hora de retraso sobre el horario previsto y acortan el recorrido. A la llegada a la Vera Cruz se reza el Rosario que no se pudo rezar en San Pablo…Situaciones así son las que invitan a reflexionar en la complejidad de nuestra Semana Santa, con una confluencia de voluntades (Estado-Museo Nacional de Escultura, Cofradías históricas propietarias de patrimonio, Cofradías cesionarias, etc.), con decisiones complejas.

Conviene tener presente cómo fue la procesión en el año 2017, pues parece que marcará el final de un ciclo, al menos en lo relativo a los pasos que han procesionado desde 1951 (creación de la procesión) y 1959 (incorporación de la Dolorosa de la Santa Vera Cruz):

LUNES SANTO (10 de abril)
PROCESIÓN DEL SANTÍSIMO ROSARIO DEL DOLOR
A la ocho de la tarde, partirá de la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz la Procesión del Santísimo Rosario del Dolor, con los "pasos": "LA ORACIÓN DEL HUERTO" (Andrés Solanes, h. 1629), "EL SEÑOR ATADO A LA COLUMNA" (Gregorio Fernández, h. 1619), "ECCE-HOMO" (Gregorio Fernández, h. 1620), "CAMINO DEL CALVARIO" (Gregorio Fernández, 1614) "LA CRUCIFIXION DEL SEÑOR" (Taller Vallisoletano, h. 1650) y "NUESTRA SEÑORA DE LA SANTA VERA-CRUZ" (Gregorio Fernández, 1623), acompañados de sus respectivas Cofradías.
RECORRIDO:
Platerías, Plaza del Ochavo, Lonja, Quiñones, Ferrari, Plaza de Fuente Dorada, Cánovas del Castillo, Catedral, Plaza de Portugalete (por el lateral de la Catedral), Echegaray, Angustias y Plaza de San Pablo, donde se procederá al rezo de los Misterios Dolorosos del Rosario y las Letanías de la Santísima Virgen. Concluido el rezo, se cantará la Salve Popular, y se reanudará la procesión por Angustias, Plaza de la Libertad, Bajada de la Libertad y Plaza de Fuente Dorada, donde se dará por finalizada la procesión.

La denominación actual de las seis Cofradías que conforman la procesión es la siguiente:
Cofradía Penitencial de La Oración del Huerto y San Pascual Bailón.
Hermandad Penitencial de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna,
Hermandad del Santo Cristo de los Artilleros.
Real Cofradía Penitencial del Santísimo Cristo Despojado, Cristo Camino del Calvario y Nuestra Señora de la Amargura.
Cofradía de Las Siete Palabras.
Cofradía Penitencial de La Santa Vera Cruz.

A propósito de los pasos que procesionan, y esto ya es una opinión o un deseo personal, es difícil no caer en la tentación de imaginar cómo podría ser esta procesión con todos los pasos armados con su respectivos montajes originales; tal vez esta procesión –junto con los que corresponden a la Vera Cruz luego en su Procesión de Regla- serían momentos idóneos para disfrutar de esos montajes, debido, en principio, a la complejidad con la composición de otros pasos que se podría dar el Viernes Santo. Así, imaginemos:
Misterio de la Oración del Huerto con Cristo, Ángel, Judas Iscariote y sayones.
Misterio de la Flagelación.- El Señora atado a la Columna y sayones.
Misterio de la Coronación de Espinas.- Cristo coronado (denominación antigua y bastante acertada al momento) y los tres personajes identificados que componen su historiado.
Misterio de la Cruz a Cuestas.- Camino del Calvario.
Misterio de la Crucifixión.- Todo está consumado
Dolorosa de la Santa Vera Cruz.



"Flagelación del Señor".
Fuente: Archivo Municipal de Valladolid. Sig. MC 00011-107.

"Coronación de Espinas".
Fuente: Archivo Municipal de Valladolid. Sig. MC 00011-106. 







En noviembre de 2017 se hace pública la noticia que desde el Palacio Arzobispal se da permiso a la Cofradía Penitencial de La Oración del Huerto y San Pascual Bailón a participar en esta procesión con el grupo titular tallado por Miguel Ángel Tapia, que ya venía procesionando en la actualmente denominada Procesión de La Amargura de Cristo, sustituyendo así al conjunto labrado por Andrés de Solanes. Posteriormente, esta autorización quedó en suspenso, al menos en cuanto al año 2018.

A lo largo del año, las seis cofradías se reúnen previa convocatoria para tratar sobre la organización de dicha procesión, correspondiendo cada año la Secretaría de la procesión a una Cofradía, turnándose por orden de la misma.

La Dolorosa de la Santa Vera Cruz ante Nuestro Padre Jesús Nazareno.
Fuente: Archivo Municipal de Valladolid. Sig. AUX 00316-028.

Para concluir esta entrada, tengamos presente a las Cofradías que han cubierto Misterio a lo largo de las décadas de esta procesión. Hubo ocasiones en que algunas de las Cofradías participantes lo cubrían, como el caso de la Vera Cruz en su templo penitencial o Las Siete Palabras en la Parroquial de Santiago Apóstol. Pero otras Cofradías y Hermandades, según su denominación actual, han sido:

COFRADÍA PENITENCIAL Y SACRAMENTAL DE LA SAGRADA CENA
COFRADIA DE NUESTRO PADRE JESÚS RESUCITADO, MARIA SANTÍSIMA DE LA ALEGRÍA Y LAS LÁGRIMAS DE SAN PEDRO 
INSIGNE COFRADÍA PENITENCIAL DE NUESTRO PADRE JESÚS NAZARENO
COFRADÍA PENITENCIAL DE LA SAGRADA PASIÓN DE CRISTO 
COFRADIA DE LA EXALTACION DE LA SANTA CRUZ Y NTRA. SRA. DE LOS DOLORES 
REAL Y VENERABLE COFRADIA DE LA PRECIOSISIMA SANGRE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO 
COFRADÍA EL DESCENDIMIENTO Y SANTO CRISTO DE LA BUENA MUERTE 
MUY ILUSTRE COFRADÍA PENITENCIAL DE NUESTRA SEÑORA DE LA PIEDAD 
COFRADÍA DE LA ORDEN FRANCISCANA SEGLAR V.O.T. 
COFRADÍA DEL SANTO ENTIERRO
COFRADÍA DEL SANTO SEPULCRO Y DEL SANTÍSIMO CRISTO DEL CONSUELO 
ILUSTRE COFRADÍA PENITENCIAL DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS

En algunos casos, la realización de esta procesión o el rezo de los Misterios de forma itinerante, a su paso por distintos templos, ha permitido estampas hoy perdidas como la presencia de diversos titulares de estas Cofradías a las puertas de sus templos para recibir el paso de la procesión, cabe citar a Nuestro Padre Jesús Nazareno (Penitencial de Jesús), el Santo Cristo Yacente (Convento de Santa Ana) o a Nuestra Señora de Las Angustias en su templo.



Bibliografía:

AGAPITO Y REVILLA, Juan: Las cofradías, las procesiones y los pasos de Semana Santa en Valladolid.

SAN JOSÉ CARREÑO, José Luis: Semana Santa en Valladolid. 2004.


Hemeroteca:

El Norte de Castilla.
Diario Regional.


Programas de Semana Santa de Valladolid.


viernes, 15 de diciembre de 2017

PROCESIÓN DE PAZ Y RECONCILIACIÓN. PROCESIÓN DEL SANTO CRISTO DE LAS MERCEDES

Otro de los cambios que ha vivido la Semana Santa de Valladolid es la Procesión de Paz y Reconciliación, organizada por la Cofradía de Las Siete Palabras en la noche del Miércoles Santo.


EL ORIGEN DE LA PROCESIÓN

La prensa de la época (Diario Regional, 13 de abril de 1976, página 13) la anuncia en los siguientes términos: “NUEVA PROCESIÓN EN LA SEMANA SANTA”. Organizada por la Cofradía de las Siete Palabras. Saldrá desde la Iglesia de San Juan de Letrán (Reparadoras) el Miércoles Santo a las 12 de la noche. Cortejo que está especialmente dedicado a los jóvenes de las cofradías vallisoletanas, tendrá como recorrido las calles de las parroquias de San Andrés y San Juan para regresar de nuevo a la iglesia de las Reparadoras. En la Plaza Circular, ante la iglesia de los claretianos, acto de fe dirigido por el Reverendo Padre Francisco Soto del Carmen (Prior de los Carmelitas Descalzos de San Benito) y luego regresará a la iglesia de partida. Acompañarán la imagen del «Ecce Homo» que se venera en la iglesia de las Reverendas Madres Reparadoras (Paseo de Filipinos). Por prensa y radio local se invita a los jóvenes cofrades con hábito completo a participar conjuntamente en este cortejo. Es de notar que no se da el nombre de la procesión, tal vez por la forma de aprobar procesiones que había en aquellos años –como veremos a continuación- o por no tener pensado el nombre. 

En el Diario Regional de 16 de abril de 1976, la crónica recoge que la procesión regresó por Estación y Plaza Colón y adjunta fotografías del paso portado a hombros, como las que se pueden encontrar en el Archivo Municipal de Valladolid.

Salida del Ecce Homo desde San Juan de Letrán (Reparadoras).
Fuente: Archivo Municipal de Valladolid. Sig. F00299-001.

Al año siguiente, la prensa aún no la denomina como de Paz y Reconciliación, la llama procesión de la juventud. No obstante, en el programa oficial de Semana Santa sí que aparece ya con su nombre. A modo de apunte, la misma prensa menciona que en estos años -1976-1977- hay tres procesiones nuevas: ésta de las Siete Palabras, Oración y Sacrificio (Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón, con el Cristo Yacente de La Magdalena) y la del Lunes Santo de la Preciosa Sangre (por entonces no tiene nombre la procesión), lo curioso es que esboza cómo parece que era el proceso de nuevas procesiones: las cofradías proponen actos para Semana Santa y la forma realizarlos, después, según los resultados, la Junta de Cofradías informaba al Arzobispado para su aprobación o no.

Ecce Homo en los primeros años de la Procesión de Paz y Reconciliación.
Fuente: Archivo Municipal de Valladolid. Sig. F00308-001.



LA IMAGEN DEL ECCE HOMO

María Antonia Fernández del Hoyo identifica este Ecce Homo como el procedente del Convento de San José de Mercedarios Descalzos. Para la fundación del convento en 1605, los frailes se instalan primero en la Ermita de Nuestra Señora del Val (de la Cofradía de plateros de Valladolid), en el camino de Fuensaldaña; luego, en 1610, pasan a un lugar cercano a la Fuente del Sol; posteriormente , ya dentro de la ciudad, en las inmediaciones de la Puerta de Tudela (zona Plaza Circular), y ya definitivamente, entre 1612 y 1613, al final de la calle de Zurradores (actualmente calle Panaderos) donde edificó convento e iglesia definitivos. 

"Ecce Homo" (atr. Francisco Alonso de los Ríos, siglo XVII).
Museo Diocesano y Catedralicio de Valladolid.

Entre las diversas capillas que había en la iglesia, en el lado del Evangelio se encontraba la “Capilla del Cristo”, la primera de este lado desde la capilla mayor, el patronazgo de la cual fue vendido en 1619 por la comunidad a D. Agustín de Angulo y D.ª Ana María de Castro. En manos de esta familia Angulo quedó la capilla durante siglos. La imagen titular se identifica con el Ecce Homo atribuido a Francisco Alonso de los Ríos. Se trata de una escultura en madera policromada, de 162 cms de altura, un tamaño algo inferior al natural, que representa a Cristo en el momento de su presentación al pueblo por Poncio Pilato, de pie, ya flagelado y corona de de espinas, con los brazos cruzados a la altura del pecho, siguiendo el modelo creado por Gregorio Fernández en el de la Parroquia de San Nicolás (hoy también en el Museo Diocesano); aparece desnudo, sólo cubierto por ampuloso paño de pureza blanco y clámide roja que permite apreciar gran parte de la anatomía.

"Ecce Homo" (atr. Francisco Alonso de los Ríos, siglo XVII). Detalle.
Museo Diocesano y Catedralicio de Valladolid.

Si bien es cierto que aquel Convento mercedario fue su lugar de origen, luego ha pasado por otros templos:

Entre 1809 y 1815 en la Penitencial de Las Angustias. Fue acompañada de una imagen de la Soledad (imagen de vestir, según C. González García Valladolid) titular de la segunda capilla del lado de la Epístola del convento mercedario, su retablo se trasladó a la Penitencial de la Vera Cruz junto con el de San Juan Nepomuceno –ático santo rey ante un confesor (segunda capilla del lado del Evangelio) y tal vez junto con la de Santa Bárbara (última capilla del lado del Evangelio en el convento, la más cercana a la puerta).

Desde 1815, en San Juan de Letrán, convertida en ayuda de la Parroquia de San Ildefonso. En 1899, el mencionado templo de San Juan de Letrán se entrega a las Reparadoras.

Actualmente, la imagen de encuentra en el Museo Diocesano y Catedralicio de Valladolid. Una imagen que, haciendo memoria, ha estado presente en muchos eventos; así, antes de salir con Las Siete Palabras, ya lo había hecho con la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Resucitado y María Santísima de la Alegría en el primer montaje de “Las Lágrimas de San Pedro” (1965), montaje que se repitió en el Pregón de Semana Santa de 2010 (pronunciado por D. Ramiro Ruiz Medrano, por entonces Presidente de la Diputación de Valladolid); también en exposiciones temporales como IMÁGENES DE ECCE HOMO EN VALLADOLID (2001). Y otros actos religiosos como en la Vigilia de la Luz – Festival de la Canción Misionera (20 de marzo de 2013), en la Santa Iglesia Catedral, en la que estuvo presente la copia de Nuestra Señora de San Lorenzo, Patrona de Valladolid.

Montaje del Pregón de Semana Santa de Valladolid, año 2010, recreando el primer montaje del Paso "Las Lágrimas de San Pedro".


LUGARES QUE VISITÓ LA PROCESIÓN.

A continuación se muestran los lugares que ha ido visitando esta procesión portando la imagen del Ecce Homo. Como se puede observar, aún es una enumeración incompleta.

1976.- Sale de San Juan de Letrán (Reparadoras) y se dirige a la Parroquia Inmaculado Corazón de María (Plaza Circular).
1977.- Vuelve a salir de las Reparadoras y va hasta el Convento de Santa Ana.
1978.- Primer año que sale desde  la Parroquia de Santiago Apóstol (sede de la Cofradía), como se mantendrá en lo sucesivo, y va hasta  cercano Convento de Santa Ana.
1979.- “Acto de fe” en la Plaza del Portugalete.
1980.- Acto ante la Puerta del Santuario de La Gran Promesa.
1981.- Plática en San Benito.
1982.- Acto en la Real Iglesia Parroquial de San Miguel y San Julián y Santa Basilisa.
1983.- Acto Penitencial en San Ildefonso.
1984.- Acto Penitencial en la Iglesia del Corazón de Jesús (Padres Jesuitas)
1985.- Acto en la Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari.
1986.- Acto litúrgico en Santa María Micaela.
1987.- Acto litúrgico en la Iglesia Parroquial de San Andrés Apóstol.
1988.- Acto en la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena.
1989.- Acto en la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol
1990.- Acto litúrgico en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de La Victoria.
1991.- Acto en la Iglesia Parroquial de Santa Clara.
1992.- Acto en la Iglesia Parroquial del Santísimo Salvador.
1993.- Acto en el Convento de las Salesas.
1994.- Acto en la Iglesia Parroquial de San Pío X (Girón)
1995.- Acto en la Iglesia Parroquial de Inmaculada Concepción (Franciscanos)
1996.- Acto en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen (Delicias)
1997.- Acto en la Iglesia Parroquial de Santa María La Antigua
1998.- Acto en la Real Iglesia Parroquial de San Miguel y San Julián y Santa Basilisa (con la Cofradía El Descendimiento y Santo Cristo de la Buena Muerte).
1999.- Acto en el Monasterio del Corpus Christi (con la Cofradía Penitencial de La Oración del Huerto y San Pascual Bailón).
2000.- Acto en la Iglesia Penitencial de la Santa Vera Cruz (con la Cofradía Penitencial de la Santa Vera Cruz).
2001.- Acto en la Iglesia Penitencial de Nuestra Señora de Las Angustias (con la Ilustre Cofradía Penitencial de Nuestra Señora de Las Angustias).
2002.- Acto en la Iglesia Conventual de San Joaquín y Santa Ana (con Cofradía del Santo Entierro)
2003.- Acto en la Plaza del Colegio de Santa Cruz.
2004.- Acto en la Iglesia Parroquial de Santa María La Antigua (con la Venerable Cofradía de la Preciosísima Sangre de Nuestro Señor Jesucristo).
2005.- Acto en la Iglesia Conventual de Santa Isabel de Hungría (con la Hermandad Penitencial de Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna).

***Agradezco la colaboración de D. Miguel Ángel Alonso para completar la relación de los lugares que visitó esta Procesión (años 1979, 1981, 1983, 1984, 1986, 1987, 1990 y 2003).***

Este año 2005 será la última ocasión en que porte la imagen del Ecce homo, dejando de salir en procesión dicha talla que –como ya se ha indicado- actualmente se encuentra en el Museo Diocesano de Valladolid. Desde el año 2006, y adelantando la hora de salida a las 10 de la noche, portan la imagen del Santo Cristo de las Mercedes manteniendo el nombre de la procesión (Paz y Reconciliación) hasta 2008. En este trienio, 2006 a 2008, junto al cambio de horario ya visto, hay otros cambios en el recorrido y organización de los actos de la Procesión:

2006.- Partiendo de su sede actual, la Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol, visita sus otras dos sedes históricas anteriores, el Oratorio de San Felipe Neri (donde se realiza un acto penitencial con la Congregación de San Felipe Neri) y posteriormente se dirige a la Real Iglesia Parroquial de San Miguel y San Julián y Santa Basilisa, donde tras realizar otro acto, regresa a Santiago Apóstol.

2007.- Primer año que va hasta la S.I. Catedral donde se realiza un “Acto De Recogimiento y Oración”.

2008.- EL programa recoge dos actos: en la Iglesia Parroquial del Santísimo Salvador y luego en la Santa Iglesia Catedral.



EL CAMBIO A PROCESIÓN DEL SANTO CRISTO DE LAS MERCEDES

Como acabamos de ver, aún cuando ya se había cambiado la imagen que salía en la procesión, ésta seguirá manteniendo el nombre de Paz y Reconciliación hasta 2008, ya que al año siguiente, 2009, pasará a llamarse Procesión del Santo Cristo de Las Mercedes.

Este año -2009- es el primer año que el Cristo de las Mercedes sale en andas portado a hombros por sus cofrades. Además, fue un año que supuso otras muchas novedades como la realización de las andas (gestiones desde octubre de 2008, su construcción comienza en enero de 2009) que llegan a la Cofradía en la tercera semana  de marzo; también, estreno de Libro de Reglas, Libro de Visitas y Palermo y el establecimiento de una Papeleta de Procesión para la ésta del Cristo de las Mercedes, incluyendo el nombre de cada portador de una de ellas en el Libro de Procesión que se abrió ese mismo año. Al mismo tiempo, se levanta acta de la citada procesión que luego se incluirá en los boletines informativos de la Cofradía.  Desde el comienzo de los ensayos hasta la llegada de las nuevas andas, los portadores ensayan con las andas del Cristo de los Carboneros, prestadas por la Ilustre Cofradía Penitencial de Nuestra Señora de Las Angustias, miembros de ésta última se ofrecerán a participar en los ensayos para completar el número de cargadores y se les podrá ver también portando las andas en la Procesión del Miércoles Santo. Una procesión que, como en ocasiones ya vistas, va hasta la S.I. Catedral donde se realiza un Acto de Penitencia y se entona el Miserere (J.M.ª Alcácer). 

"Santo Cristo de Las Mercedes" (atr. Pompeo Leoni, siglo XVI).
Imagen titular de la Cofradía de Las Siete Palabras.
Iglesia Parroquial de Santiago Apóstol.
Valladolid.

No será la única salida de la imagen del Santo Cristo de las Mercedes en andas en el año 2009, ya que en con motivo de la Coronación Canónica de Nuestra Señora de Las Angustias (3 de octubre de 2009) salió de manera extraordinaria presidiendo uno de los altares y viviéndose el emotivo encuentro entre ambas Sagradas Imágenes.

Los cambios siguen sucediéndose en esta Procesión y en 2010 presenta como novedad el Himno al Cristo de las Mercedes, compuesto por Diego Gutiérrez Morán y estrenado en la Procesión del Miércoles Santo (31 de marzo de 2010).

HIMNO AL CRISTO DE LAS MERCEDES 

Santo Cristo de Las Mercedes, 
venerado por todos tus fieles, 
elevas al cielo tus ojos 
y encomiendas tu espíritu a Dios. 

Santo Cristo de Las Mercedes, 
hoy portado a hombros por tus fieles, 
por tus siervos, devotos y cofrades 
que procesionan con tu paso en la ciudad. 

Santo Cristo de Las Mercedes, 
con el canto del Miserere, 
y con el silencio más profundo 
que esta noche acompaña al caminar. 

Santo Cristo de Las Mercedes, 
te imploramos que ante Dios apeles 
por nuestras culpas y pecados, 
arrepentidos hoy venimos a orar.

En aquellos años en los que las inclemencias del tiempo obligaron a la suspensión de bastantes procesiones, ésta tampoco se libró. En 2011 se acorta el recorrido de la procesión a los alrededores de la Parroquia. Con respecto a otros días de la semana, el Cristo de las Mercedes se traslada a la Catedral para presidir allí el Sermón de las Siete Palabras que por la lluvia no se pudo hacer en la Plaza Mayor. Lo mismo ocurre en 2012, el Señor de las Mercedes es trasladado en la noche del Jueves Santo a la Catedral por las previsiones de lluvia. Este mismo año, 2012, queda marcado en Cuaresma por un susto al incendiarse el dosel que se coloca en el altar de cultos al Santo Cristo.

El llevar la imagen del Cristo de las Mercedes en andas también al Sermón se establecerá como un acto más, aguardando en la Plaza Mayor las tallas de Dimas y Gestas junto con los otros seis pasos, pero eso ya lo veremos al tratar del Pregón y Sermón de las Siete Palabras.

Volviendo a la Procesión del Santo Cristo de las Mercedes en la noche del Miércoles Santo, llegamos a los estrenos del año 2017. Por un lado, cuatro cartelas para las andas del Santo Cristo, representando a los cuatro evangelistas (Mateo, Marcos, Lucas y Juan), basadas en obras del siglo XVI (1504) de Felipe Bigarni. Se bendicen el 31 de marzo de 2017. Por otro lado, suena por primera vez en procesión una nueva marcha titulada “Santísimo Cristo de las Mercedes”, compuesta por el músico y compositor riosecano Pablo Toribio Gil y por el abulense Eugenio Gómez García. La marcha se había estrenado el 25 de marzo dentro de la presentación del Soneto para el Pregón de las Siete Palabras.

martes, 12 de diciembre de 2017

LA PROCESIÓN DE PENITENCIA Y CARIDAD

Conocida popularmente como “Procesión de La Cárcel” incluso cuando ya no visita este lugar, tiene una dilatada historia a sus espaldas desde aquel primer año en que salió, 1927.

El Diario Regional de 7 de abril de 1927 nos refiere datos sobre la idea que movió su nacimiento.- “Procesión de la Caridad. El día de Viernes Santo del presente año saldrá por primera vez en nuestra capital la procesión denominada de la Caridad. Débese a una loable iniciativa de nuestro insigne Prelado, señor Gandásegui, que en los días en que la Iglesia Católica conmemora los grandes misterios de la Sagrada Pasión, en que resplandece soberanamente el amor del Divino Maestro, ha querido llevar un consuelo a los que sufren, pensando al efecto en organizar esta procesión, en cuyas filas figuran solamente abogados y médicos y las imágenes de la Santísima Virgen de la Piedad y del Cristo del Perdón. La comitiva procesional visitará el Hospital Provincial y la Cárcel. 
Tanto el decano del Colegio de Abogados como el presidente del de Médicos, han recibido del señor Arzobispo atenta y cariñosa invitación con este motivo, y es seguro que estas ilustradas clases sociales prestarán su concurso a esta iniciativa del señor Gandásegui y serán muy numerosos los que acudirán a formar en esta nueva manifestación de piedad cristiana.
Esta procesión saldrá a las 11 de la mañana de la Santa Iglesia Catedral”.

Pese a los pasos que se cita en este artículo, finalmente los que procesionaron fueron: Cristo Con la Cruz a Cuestas (Penitencial de la Sagrada Pasión), Despojo (Penitencial de Jesús Nazareno, la imagen estrenó potencias regaladas por el cofrade Manuel García Alario) y Quinta Angustia (Piedad). Los tres portados a hombros en andas que, a tenor de las fotografías que se conservan eran bastante sencillas, con tres varales delanteros y otros tantos traseros, portadas por  entre cuatro o seis personas (independientemente del número de varales), que se ayudaban de horquillas para posar los pasos en las distintas paradas. Completaban algunos faroles en los ángulos y discreto exorno floral que fue aumentando en sucesivos años.

De aquella primera procesión tenemos la siguiente crónica en ABC (16 de abril de 1927).- “A la once y media de la mañana salió de la Catedral la procesión de la Caridad, instituida este año por el arzobispo doctor Gandásegui, con la doble finalidad social y religiosa, al objeto de que los reclusos y enfermos, puedan participar de algún modo en las solemnidades conmemorativas de la Pasión del Salvador.
En la procesión figuraban los pasos de Jesús Nazareno, El Santo Cristo del Despojo y La Virgen de la Piedad.
Presidieron el arzobispo con las Juntas directivas de los Colegios de Abogados y Médicos y los decanos de las Facultades de Derecho y Medicina.
Desde la Catedral, la procesión se dirigió a la cárcel de Chancillería, a cuyas ventanas exteriores se permitió asomar a los presos, quienes, después que el coro de alumnos de la Universidad pontificia cantó una plegaria adecuada al acto, entonaron el cántico penitencial.
La procesión continuó después su itinerario, llegando frente al hospital Provincial, a cuyas ventanas se asomaron los enfermos que podían hacerlo, cantando nuevamente los seminaristas un cántico alusivo a la espiritual visita.
Numeroso público presenció el desfile de la procesión, que ha constituido un acontecimiento”.


"CRISTO CON LA CRUZ A CUESTAS" Cofradía de La Pasión.
Fuente: Archivo Municipal de Valladolid. Sig. 00021892.
"CRISTO DEL DESPOJO"(Cofradía Nazareno) y "QUINTA ANGUSTIA" (Cofradía Piedad).
Fuente: Archivo Municipal de Valladolid. Sig. 00021891.


Conocemos el recorrido de estos primeros años gracias a la prensa de 1928.- Desde la Catedral, Arribas, plaza de la Libertad, Angustias, San Martín y Chancillería, donde se hará alto, delante de la fachada de la vetusta cárcel, a cuyas ventanas se hallarán asomados los presos, y después de cantar el coro de alumnos de la Universidad Pontificia una plegaria adecuada al acto, entonarán los reclusos el popular “Perdón ¡oh Dios mío!. Acto seguido volverá la procesión por Chancillería a la Avenida de Ramón y Cajal, hasta los pabellones del Hospital de la Resurrección, anejo a la Facultad de Medicina, a cuyas ventanas se asomarán los enfermos que puedan abandonar sus lechos, ante las cuales cantarán los seminaristas otro canto alusivo a esta espiritual visita, al cual responderán enfermos y convalecientes con tres invocaciones  la Santísima Virgen, aclamándola como “salud de los enfermos”, inmediatamente seguirá la procesión por delante de la Parroquia de la Magdalena, calles de Colón y Ruíz Hernández. (Diario Regional, 05 de abril de 1928). En 1930 se mantiene similar el recorrido llegando hasta la Plaza de Santa María donde el Arzobispo imparte la Bendición. En 1931 se añade que la procesión, al finalizar, penetrará en la Catedral. Será el último año que se celebre ya que en los años 1932, 1933 y 1934 se prohíbe la salida de procesiones y, aunque en esta misma década de los treinta hay años en que vuelven a salir procesiones a la calle, ésta de la Caridad no será una de ellas.

Finalizamos esta primera etapa de la Procesión con una breve referencia a los pasos que formaban en ella:

Jesús Nazareno de la Cofradía Penitencial de La Pasión (JESÚS CON LA CRUZ A CUESTAS).- Al menos hay constancia de ella en las procesiones de 1927 y 1929. Parece que cierto desacuerdo entre las distintas Comisarias de esta Penitencial se produjo en 1928 como recoge Javier Burrieza (Cinco siglos de Cofradías y Procesiones, pág. 133). En cualquier caso, ese año la procesión se suspendió por causa de la lluvia. Destacan dos fotografías, una que se ha datado de 1927, con esta imagen procesionando delante de la Catedral y otra publicada en El Norte de Castilla de 30 de marzo de 1929 donde aparecen los tres pasos juntos: Quinta Angustia en el centro, flanqueada por Nazareno y Despojo. La crónica publicada también en ABC de 30 de marzo de 1929 menciona los tres pasos, repitiéndose en la reseña que dicho diario hizo de la del año 1930 (ABC, 19 de abril de 1930). Es una pena que en la prensa no se mencione el lugar desde donde salió esta imagen, recordemos que en 1926 se había cerrado la Penitencial de La Pasión ¿pudo salir desde San Quirce? A tenor de lo que recoge Agapito y Revilla, es más que probable: “Con ocasión de cerrarse al culto la iglesia de la Pasión, por su estado de ruina, se llevaron en Abril de 1926 todos los lienzos y casi todas las esculturas, con otros objetos de la cofradía, al convento de religiosas de San Quirce, y, por tanto, allí se guarda el Jesús con la cruz a cuestas. El Cristo del Perdón, desde la procesión del Viernes Santo de dicho año de 1926, se llevó a la iglesia de San Felipe Neri, donde se encuentra actualmente. Y el Cristo a la Columna, que al tratar del Paso nuevo del azotamiento se dice en el texto que se encontraba en la iglesia, quedó en el Museo al volver los pasos en 1925 a este centro después de la procesión del Viernes Santo, formando en el paso correspondiente” (págs. 131-132).


La participación de la Imagen como figura aislada en la procesión ¿pudo influir en que finalmente no acabara en el Museo como otras imágenes de esta Cofradía, formando así el paso de la Cruz a Cuestas con todas las imágenes procedentes de Pasión? Agapito y Revilla al hablar de la recomposición del paso de la Cruz a Cuestas dice: “La identificación de las figuras en el Museo ha sido fácil, y se ha montado en plataforma poniendo por el Cristo uno que había en el Museo, pues es más que probable que el que aún se conserva en la iglesia de la Pasión, sea el propio del paso, eso que no lleva la túnica tallada y es desnudo para ponerle una de tela” (Pág. 44). 

SANTO CRISTO DEL DESPOJO.- Imagen de Cristo tras ser despojado de sus vestiduras, una vez llegado al Calvario, en espera  de su crucifixión. Tallado por Claudio Cortijo (1801) sustituyendo a otro labrado por Juan de Ávila para el conjunto procesional hoy conocido como “Preparativos para la Crucifixión” (entre 1678 y 1680) y que se había perdido en un incendio en la Penitencial en 1799. La imagen sigue recibiendo culto en el templo de dicha Cofradía, en el retablo colateral del lado del Evangelio.


SANTÍSIMA VIRGEN DE LA PIEDAD O LA QUINTA ANGUSTIA.- Tanto el grupo escultórico (altorrelieve no concebido con fines procesionales) de María con el cuerpo de su Hijo muerto en el regazo, como el retablo, proceden de la Capilla de Nuestra Señora de la Soledad que existió en el Convento de San Francisco de Valladolid. Capilla originariamente con el título de San Bernardino fundada  por D. Juan de Sevilla y D.ª Ana de la Vega y que al recaer su patronato en Don Francisco de Cárdenas, señor de Valparaíso y Fresno de Carballeda, encarga la realización de la Piedad a Gregorio Fernández y el retablo (1627) a Xaques del Castillo. Tanto el dorado del retablo como la policromía del conjunto de la Piedad fueron realizados por el pintor Diego de la Peña. En 1836, a consecuencia de la desamortización, los bienes del convento de San Francisco se dispersan –y en algunos casos desaparecen- la propiedad del grupo escultórico y del retablo en donde se hallaba éste colocado, fue reclamada por los Salcedo y Rivas, descendientes directos de la familia Vega-Cárdenas, que continuaban ostentando el patronato de la capilla y eran, a su vez, patronos de la capilla fundada en la iglesia parroquial de San Martín por el obispo Fresno de Galdo. Sobre el origen de este grupo es aconsejable tanto el INFORME SOBRE EL GRUPO ESCULTÓRICO DE LA PIEDAD, ORIGINAL DE GREGORIO FERNÁNDEZ, elaborado por D. Jesús Urrea (BRAC, 43, 2008, pp. 119-124), como “Conventos Desaparecidos” de María Antonia Fernández del Hoyo.
Visto el origen de este grupo, podemos centrarnos brevemente en la configuración del paso que acompañó la Cofradía de La Piedad. Con la reorganización de los desfiles procesionales de Semana Santa en 1922, el primer paso con esta denominación de La Piedad estaría compuesto por las tallas del Descendimiento (Sexta Angustia) de la Cofradía de Las Angustias: La Piedad, Dimas y Gestas (todas en el entonces Museo Provincial) junto San Juan y Santa María Magdalena de Las Angustias. Esta composición parece se repite en 1922, 1923 y 1924. Como explica Agapito y Revilla, en 1924 y 1925 hay problemas con las tallas de los Ladrones a la hora de montar el paso, por lo que en 1925 éste se reduce a La Piedad al pie de la Cruz (que no aparecía en 1922 y 1923) con San Juan y Santa María Magdalena; no obstante, en el Museo parece que este conjunto se colocaba entre los dos Ladrones (aunque éstos no salieran) lo que, al menos, durante su estancia en aquella institución, permitía ver el conjunto completo. Esto se repetiría en los años 1925 y 1926 siendo éste el último año que sale La Piedad de Angustias – Museo. En 1927 comenzará a participar en las procesiones la imagen de la Quinta Angustia de la Parroquia de San Martín. Todo esto habrá de influir, como veremos, en la composición del paso de La Piedad a partir de 1935. Acabamos de ver que entre los años 1932 a 1934, no hay procesiones; en 1935 sí (Palmas del Domingo de Ramos, Via Crucis del Miércoles Santo y Santo Entierro del Viernes Santo); en 1936 se vuelven a suspender las procesiones y, a partir de 1937 vuelven a salir (las mismas que en 1935; a ellas se une en 1938 la de La Soledad). Gracias a la reseña en prensa de El Norte de Castilla de 1935 se puede ver La Quinta Angustia con San Juan y Santa María Magdalena de Las Angustias, siendo, seguramente, el primer año que se podía ver este conjunto.

"Quinta Angustia con San Juan y Santa María Magdalena".
Fuente: Guía de Semana Santa de Valladolid, 1938.

Retornando al tema de la entrada, habrá que esperar hasta 1941, siendo este año cuando se recupera la Procesión de la Caridad, pero con diversos cambios: son dos las Cofradías que participan, la Preciosa Sangre (con el Cristo de los Carboneros, cedido por Angustias) y La Piedad (con Quinta Angustia, de San Martín); cambia de día, pasando a celebrarse el Jueves Santo y sale desde la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena. Además hay ciertos cambios con respecto a uno de los lugares donde realizaba actos penitenciales, ya que la Chancillería fue cárcel hasta 1935. El 20 de julio de 1935 se inauguraba la nueva prisión (el actual Centro Cívico ‘Río Esgueva’) que sustituía a la de Chancillería. 




En 1942, se celebra la procesión con el nombre de Caridad y Penitencia, adelantándose la hora de salida a las 6 de la tarde y realizando por primera vez estación ante el Pabellón Antituberculoso, situado en el Prado de la Magdalena. Será el último año que salga el “Cristo de los Carboneros” (Francisco del Rincón, c. 1602) como imagen titular de la Preciosa Sangre.

Los cambios siguen sucediéndose y, al año siguiente, 1943, es cuando tendría que haber salido por primera vez la Preciosa Sangre con la imagen del Crucificado de Juan de Juni, procedente del Convento de Santa Catalina. No obstante, la procesión fue suspendida por la lluvia. 

Una nueva modificación se produce en 1944, la Cofradía del Santísimo Cristo del Perdón se incorpora a la Procesión, con su imagen titular “Santísimo Cristo del Perdón” obra de Bernardo del Rincón, tallada en 1656 (San José Carreño, pág. 21). Lo encontramos también en la prensa: “Mañana, a las siete, se celebrará la procesión de la Caridad y Penitencia, que lleva consuelo a los privados de salud y de libertad. Esta manifestación religiosa, a la que se suma todo Valladolid con enorme fervor, ofrecerá este año la novedad de haberse reintegrado la añeja Cofradía del Cristo del Perdón. En el cortejo figuran los Colegios de Médicos y de Abogados, junto con las Cofradías de la Preciosa Sangre y de la Piedad. Recorrerá el hospital, la prisión provincial y el sanatorio antituberculoso” (ABC, 6 de abril de 1944, pág. 18). Unos años después, en 1953, la Parroquia de Santa María Magdalena se convertirá en la sede de esta Cofradía y allí recibirá culto el Cristo del Perdón hasta 1993. 

Es curioso que con estos cambios, en la procesión de 1945, aparece en el programa:  “A las siete en punto de la tarde, saldrá de la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, la restaurada procesión de Caridad y Penitencia, a la que asistirán los Ilustres Colegios de Médicos y Abogados de esta capital, para sumarse a las cofradías de la Preciosa Sangre y de la Piedad; se dirigirá a la entrada del Hospital de La Resurrección, donde tomará parte la Schola, prosiguiendo por la Avenida de Ramón y Cajal y volviendo sobre Chancillería, por el Camino del Cementerio, llegarán hasta la Prisión Provincial, donde se entonarán cánticos de penitencia por el Orfeón de la Cárcel. Regresará por la Iglesia de San Pedro para hacer estación en la carretera frente al Sanatorio antituberculoso”. Es decir, no recoge al Cristo del Perdón y su Cofradía…pero parece ser que no siempre los programas reflejaban de forma fidedigna todos los datos de las procesiones. Pero en la crónica publicada en ABC de 31 de marzo de 1945, sí aparece dicho paso, es decir, figuran los tres pasos en la procesión. La misma crónica recoge que ese año La Piedad estrena una nueva carroza (será la realizada en 1944 por Mariano García). En cualquier caso, en 1948, a esa misma hora y desde el mismo lugar ya aparece mención a los tres pasos: Cristo del Perdón (Bernardo del Rincón, 1656), Cristo de la Preciosa Sangre (Juan de Juni, siglo XVI, procedente del Convento de Santa Catalina) y la Quinta Angustia (Gregorio Fernández, c. 1625) con San Juan y Santa María Magdalena (Gregorio Fernández, 1616-1617, procedentes de Angustias). Este año se indulta en esta procesión a 18 presos que non el hábito de La Piedad empujaran la carroza de la Virgen (Carreño, pag. 22).

Los años siguientes lo que más vamos a encontrar son cambios de horario, suspensiones o la salida de la procesión en días distintos por causas excepcionales: así, en 1951 sale a las 16:30 h.; en 1952, las lluvias de los días Jueves y Viernes Santo con la consiguiente suspensión de las procesiones hace que Penitencia y Caridad se celebre el Sábado de Gloria a las 12 del mediodía (Carreño, pág. 24); en 1956 estaba programada a las 12 de la mañana, pero la lluvia impidió su salida.

En esta década de los 50 hay un cambio importante en cuanto a los pasos que se procesionan. La Preciosa Sangre estrenará en 1953 su imagen titular, tallada por Genero Lázaro Gumiel, imagen bendecida el 13 de marzo de 1953. Junto a éste, entre finales de los 50 y principios de los 60, las imágenes de San Juan y Santa María Magdalena dejan de acompañar a la Quinta Angustia (¿en 1959?).



Llegados a los 60 veremos las siguientes modificaciones o novedades: En 1963 se incluye en el recorrido entrar en la Residencia Onésimo Redondo. Y, por otro lado, en 1966, el Santísimo Cristo del Perdón estrena una nueva carroza.

Como curiosidad se puede citar lo ocurrido en el año 1970, en que dicha Procesión de Penitencia y Caridad fue retransmitida por RTVE eligiendo para dicha retransmisión la Plaza de San Pablo, por lo que hubo que variar el recorrido de la procesión para que pasara por allí. Ese mismo año, la Cofradía de La Piedad no pudo celebrar su procesión titular, que por entonces tenía lugar la noche del Jueves Santo, debido al retraso con el que acabó la Procesión de Caridad y las inclemencias del tiempo (Carreño, pág. 26).

De esta década quisiera destacar cómo figura en el programa de Semana Santa de 1976 ya que da ciertos detalles interesante no sólo de la procesión también de la ciudad: “A las seis de la tarde saldrá de la iglesia parroquial de Santa María Magdalena la procesión de PENITENCIA Y CARIDAD, a la que asistirán los Ilustres Colegios de Médicos, Abogados y la Excma. Audiencia Territorial, para sumarse a las Cofradías del Santo Cristo del Perdón, de la Preciosa Sangre y Nuestra Señora de la Piedad.
Se dirigirá al Hospital de la Resurrección, haciendo estación ante dicho establecimiento, continuando por Ramón y Cajal, Chancillería y Madre de Dios hasta la Prisión Provincial, donde se entonarán cánticos de penitencia por el Orfeón del establecimiento, continuando por Amor de Dios, Avenida de Palencia, Santa Clara, Gondomar, Cadenas de San Gregorio hasta San Martín, donde se quedará la Cofradía de la Piedad y el Cristo del Perdón, continuando por la calle de las Angustias la Cofradía de la Preciosa Sangre, con las representaciones, hasta la iglesia de Nuestra Señora de la Antigua, donde se dará por finalizada la procesión”. En 1977, se varía, visitando primero la Cárcel y al final el Hospital de la Resurrección y finalizando en la Parroquia de la Magdalena (de donde había salido). Y en 1978, manteniendo el esquema de 1977, nos encontramos con que las estaciones ya son en la Cárcel y en el Clínico (acto éste último que con el paso del tiempo pasará a llamarse “Ofrenda al Dolor y la Esperanza”).

En los 80, la popularmente conocida como Precesión de la Cárcel dejará de visitar este establecimiento, siendo la última vez en 1985, o tendría que haber sido pues parece que fue suspendida por la lluvia. El 22 de junio de ese año, 1985, se inaugura la prisión actual (Villanubla). Así las cosas en 1986, la procesión visitará la Residencia Río Hortega y el Hospital Clínico.

En 1992 la Comisaría del Santísimo Cristo del Perdón verá reconocida su identidad con la histórica Cofradía Penitencial de la Pasión, lo cual traerá consigo una serie de cambios, aunque ahora nos centramos sólo en las procesiones o, por mejor decir, en su participación en esta procesión en concreto, ya que al año siguiente, 1993 será el último que participe la Cofradía con la imagen del Santísimo Cristo del Perdón.

Así pues, la procesión en 1994, sale a las 18:45 desde la Parroquia de la Magdalena con los pasos del Santísimo Cristo de la Preciosa Sangre y la Quinta Angustia. Va por Ramón y Cajal hasta el Clínico donde se celebró un acto penitencial y luego continuó hasta Hospital Pío del Río Hortega donde celebran otro acto penitencial, siguiendo por Cardenal Torquemada, Plaza de San Pablo, Angustias hasta con la confluencia con la calle San Martín donde se despiden ambas cofradías. Este año ya la Sagrada Pasión adelanta el horario de la procesión de Oración y Sacrificio a las 20 h., desde la Iglesia del Real Monasterio de San Quirce y Santa Julita, con los pasos Nuestro Padre Jesús Flagelado, Santísimo Cristo del Perdón y Santo Cristo de las Cinco Llagas, única vez que salga este último Cristo en esta procesión. 

En 1995 a la procesión de Penitencia y Caridad repite el mismo esquema que la procesión del año 1994. No obstante como novedad, incorpora un nuevo paso recuperado del patrimonio procesional de la Cofradía de La Piedad, el antiguo Entierro de Cristo, que pasa a denominarse “Cristo de la Cruz a María”, compuesto por las tallas de Nicodemo y José de Arimatea (del que sólo se conservaba la cabeza y José Antonio Saavedra realiza un nuevo cuerpo) llevando en brazos la imagen de Cristo difunto, sobre carroza obra de Francisco Fernández León. El paso se bendijo el 28 de marzo de 1995, durante los cultos del Quinario a Nuestra Señora de la Piedad, aquel año celebrado del 28 de marzo al 1 de abril.





Aunque en los años 1996 y 1997 sigue saliendo a la misma hora desde la Iglesia Parroquial de Santa María Magdalena, un nuevo cambio se producirá en 1998, aunque sale a la misma hora se inicia en la Avenida de Ramón y Cajal ante el Hospital Clínico Universitario. En este hospital se hace un acto penitencial y luego irá hasta el Hospital Pío del Río Hortega y mantendrá lo de la separación de ambas cofradías en Angustias confluencia con San Martín. Ese inicio fue efímero, ya que en 1999 la procesión comienza a las 18:30 desde la Iglesia de Santa María La Antigua con la salida de la Cofradía de la Preciosa Sangre que continúa hasta la confluencia de la calle Angustias con San Martín donde se incorpora la Cofradía de La Piedad siguiendo por Plaza de San Pablo, Cardenal Torquemada hasta el Hospital Pío del Río Hortega haciendo acto penitencial, desde allí sigue hasta el Hospital Clínico Universitario donde se celebraría otro acto penitencial y regresando por Paraíso, Marqués del Duero y Solanilla donde se despiden ambas Cofradías para regresar a sus respectivas sedes. 

En 2000, la Cofradía de La Piedad recupera en esta procesión la costumbre de liberar un preso (Carreño, pág. 31). Con lo que al año siguiente, 2001, se produce una novedad importante: una vez que ambas Cofradías se han encontrado en la confluencia de Angustias con San Martín, siguen hasta la Audiencia Provincial donde se incorporará el Ilustre Colegio de Abogados. Continuando por plaza de San Pablo, Cardenal Torquemada hasta el Hospital del Río Hortega con un acto penitencial y de allí irán al Hospital Clínico Universitario donde se celebrará otro acto penitencial, regresando por Paraíso, Marqués del Duero y Solanilla dónde se despiden ambas cofradías.

Los cambios que se producen en el trienio siguiente (2002-2005) se basan en dos puntos principalmente: por un lado, el cierre de San Martín por obras hace que los cultos se trasladen al Convento de las Descalzas Reales y allí se traslada la Cofradía con su imagen titular de la Quinta Angustia. Por otro lado, en 2005, se añade un acto de oración más con los ancianos de la Residencia Nuestra Señora del Carmen. 

En 2007 se mantienen los actos en los mismos lugares, es decir, en la Audiencia Provincial donde se lleva a cabo el acto de liberación de unos penados, en el Hospital del Río Hortega, en la Residencia de ancianos y en el Clínico, tras terminar éste último sigue por Ramón y Cajal, Cardenal Mendoza, Plaza del Colegio de Santa Cruz, Librería, Plaza de la Universidad y Arzobispo Gandásegui. Al llegar a la Iglesia de La Antigua se despiden ambas cofradías, continuando la Cofradía de La Piedad por Angustias y San Martín hasta el Convento de las Descalzas Reales.

En la procesión del 2008, el programa recoge la distribución de los actos en los distintos lugares y especificando al paso que se realizan: la Preciosa Sangre sale de La Antigua y continúa por Arzobispo Gandásegui, Echegaray atravesando la calle de las Angustias y continuando por Leopoldo Cano y Felipe II hasta el cruce con la plaza de San Pablo donde se encontrará con la Cofradía de La Piedad teniendo lugar el acto de liberación del penado. Continúan hasta el Hospital del Río Hortega donde se celebra el acto penitencial del Cristo de la Preciosa Sangre, luego hasta la Residencia de Ancianos “Nuestra Señora del Carmen” frente a la Chancillería donde se hace el acto al paso Cristo de la Cruz a María. Y siguen hasta el Clínico donde se hace el acto ante la Virgen de la Piedad: en este punto se despedirán siguiendo la Cofradía de la Preciosa Sangre por Paraíso, Marqués del Duero llegando a su sede por el Bolo de la Antigua. Y la Piedad continuará por Sanz y Forés, Real de Burgos y Chancillería hasta el Convento de las Descalzas Reales. Ese año, 2008, será el último que se realice el acto en el antiguo Hospital Pío del Río Hortega. Al año siguiente, 2009, los actos serán en: Audiencia Provincial (acto de liberación del preso e incorporación del Ilustre Colegio de Abogados), Chancillería (acto ante el paso Cristo de la Cruz a María) y Hospital Clínico (acto penitencial ante el Cristo de la Preciosa Sangre y la Virgen de la Piedad). Continúan por Ramón y Cajal, Colón, Cardenal Mendoza, Plaza de Santa Cruz por delante del Colegio, Padre Arregui, Librería, Universidad y Arzobispo Gandásegui donde se despiden ambas cofradías.

Desde entonces otros cambios han tenido lugar como el regreso de la Quinta Angustia a la Parroquia de San Martín (diciembre de 2011) junto con la Cofradía de La Piedad, comenzando y terminando en dicho templo, a partir de 2012, sus procesiones. Además, se mantiene la relación con las Descalzas Reales ya que durante la Procesión se las entrega las peticiones realizadas por los cofrades para que las tengan presentes en sus oraciones.

Todo ello, nos lleva a la actualidad (2017), en que la procesión se realiza siguiendo este guión:

  1. Salida de la Preciosa Sangre desde La Antigua y va al cruce de San Martín donde se incorpora La Piedad (acompañada de un escuadrón a caballo, escuadra y Alumnos de la Academia de  Ávila del Cuerpo Nacional de Policía).
  2. Indulto dentro de la Audiencia Provincial, estando presentes representantes de la Judicatura, Colegio de Abogados, Colegio de Médicos, autoridades y representantes de Cofradías. El indulto, en realidad, parece ser cierta conmutación de la pena privativa de libertad, manteniendo otras penas que pueda tener (como pago de una multa, inhabilitación…) y añadiendo la condición de no volver a cometer delito doloso en el plazo de determinado número de  años desde la publicación del Real Decreto que concede dicha gracia, solicitada y concedida a la Muy Ilustre Cofradía Penitencial de Nuestra Señora de la Piedad.
  3. Visita a Iglesia de Santa Teresa donde la Parroquia  realiza un acto Penitencial y una ofrenda floral (novedad en 2017).
  4. Residencia de Ancianos de Ntra. Sra. del Carmen, Acto Penitencial ante el paso  “Cristo de la Cruz a María”.
  5. Real Convento de las Reverendas Madres Descalzas Reales donde se realiza un acto de oración junto a las Reverendas Madres y ambas cofradías entregan las plegarias realizadas por los cofrades para que las tengan presentes en sus oraciones. 
  6. Hospital Clínico Universitario, Acto Penitencial ante los pasos  “Santo  Cristo de la Preciosísima Sangre” y “Nuestra Señora de la Piedad”. 
  7. Iglesia de Santa María la Antigua, donde se despiden ambas cofradías, dando la Real y Venerable Cofradía de la Preciosísima Sangre de Ntro. Sr. Jesucristo por finalizada la procesión con el canto del Perdón, continuando la Muy Ilustre Cofradía Penitencial de Nuestra Señora de la Piedad por Arzobispo Gandásegui, Echegaray, Angustias y San Martín hasta la Iglesia Parroquial del mismo nombre donde se entonará la Salve Popular.   

Los Actos Penitenciales cuentan con la participación del Secretario Diocesano de Pastoral de la Salud.

Como conclusión podemos ver que aún con las diversas modificaciones que ha experimentado a lo largo de los años: distintas Cofradías, diferentes pasos (podemos contar hasta ocho), recorridos, etc., mantiene en la actualidad el espíritu que la vio nacer por aquel año de 1927, el consuelo a enfermos y presos. Como cualquier otra procesión que se celebra, sigue siendo algo vivo, por lo que son posibles nuevos cambios.


Bibliografía:
AGAPITO Y REVILLA, Juan: Las cofradías, las procesiones y los pasos de Semana Santa en Valladolid.
BURRIEZA SÁNCHEZ, Javier:   Cinco Siglos de Cofradías y Procesiones. Historia de la Semana Santa de Valladolid. 2004.
SAN JOSÉ CARREÑO, José Luis: Semana Santa en Valladolid. 2004.

Hemeroteca:
El Norte de Castilla.
Diario Regional.
ABC

Programas de Semana Santa de Valladolid.