miércoles, 20 de julio de 2016

Celebraciones carmelitanas…lo que Valladolid ha perdido.



Esta entrada en otras ocasiones –por fechas- la hubiera dedicado a una crónica de las celebraciones con motivo de la fiesta de Nuestra Señora del Carmen en Valladolid, sin embargo, esta vez, será una reflexión  sobre todo lo que Valladolid ha ido perdiendo en relación a esta fiesta.

Las comparaciones que en otras ocasiones hubieran sido un tanto “gratuitas”, esta vez cobran todo su sentido cuando ciertos elementos patrimoniales de Valladolid ahora están en otras localidades o bien porque aquí, en otros tiempos, se hacía de modo similar.

Este año he tenido la ocasión de vivir la fiesta del Carmen en dos localidades distintas, Valladolid y Medina del Campo; en la primera he recorrido distintas iglesias donde se honra en estos días a Nuestra Señora del Carmen con novenas, algunas de ellas organizadas por Cofradías que la tienen como Titular, y además ya en cuanto a la propia fiesta (16 de julio) participar en el Rosario de la Aurora en el Barrio de Las Delicias. En Medina del Campo pude ver la procesión vespertina, de ahí la reflexión que se propone en esta entrada. Creo oportuno comenzar con una breve crónica de lo visto en Medina.




El 18 de mayo de 2014, Mons. Ricardo Blázquez, Arzobispo de Valladolid dedicaba en Medina del Campo el Santuario Diocesano de Nuestra Señora del Carmen, sede de diversas Hermandades y Asociaciones, entre ellas la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen que junto a la comunidad de Padres Carmelitas que regenta dicho templo organizan los cultos y actos que se prolongan durante todo el mes de julio. La tarde del 16 de julio, presidió la Eucaristía Mons. Luis Argüello, Obispo Auxiliar de Valladolid (jornada maratoniana en este sentido pues presidió también sendas Eucaristías en Valladolid en Las Delicias tras el Rosario de la Aurora –procesión en la que participó- y en el Santuario de Nuestra Señora del Carmen de Extramuros), tras la celebración de la Eucaristía dio comienzo la procesión con tres pasos: Niño Jesús de Praga, Santa Teresa de Jesús y Nuestra Señora del Carmen, acompañados por su Cofradía, representaciones de otras Hermandades y Cofradías de Medina (con sus estandartes) y las Bandas de CC y TT de “La Oración del Huerto  y Vera Cruz” y “Nuestra Señora del Carmen” (ambas de Medina). Las dos primeras imágenes iban en andas portadas a hombros y la Santísima Virgen, sobre ruedas, en un paso de estilo neogótico, obra de Francisco Font (1917), todas ellas con un destacado exorno floral basado en rosas rojas (uno de los actos es ofrenda de esta flor). Junto a ello, me parece interesante precisar algunos detalles más:
  • La Santísima Virgen presidió la Novena en su honor (del  7 al 15 de julio) en el presbiterio (habitualmente recibe culto en el retablo colateral del lado del Evangelio). Allí estuvo también en solemne besamanos desde el día 11 al mediodía del 15 de julio, ya que por la tarde es subida al paso en el que procesionará, y posteriormente regresará al presbiterio (día 18 de julio) donde permanecerá hasta finales de julio.
  • Santa Teresa de Jesús fue incorporada al cortejo procesional en 2015 (V Centenario del nacimiento de Santa Teresa) y se va a mantener en el futuro.
  • Estamos hablando de un templo donde se puede conseguir la Indulgencia Plenaria desde las 12 del mediodía del 15 de julio hasta las 24 horas del 16 de julio (como así anuncian en sus cultos).
  • Todos los sábados de julio se hace el Rosario de Luz en el Santuario.






Y, ahora llega el momento de reflexionar sobre Valladolid y en bastantes casos para hablar de perdidas, ya sea en Cofradías, celebraciones o patrimonio.

En primer lugar las Cofradías. En dos páginas de este mismo blog se puede ver las Cofradías activas e inactivas (listas aún incompletas) en las que, en cuanto a Nuestra Señora del Carmen, hay constancia de varias, no es de extrañar por lo arraigada que está esta devoción; algunas de ellas existen en la actualidad, otras ya no –tal vez inactivas no extintas-. En cuanto a las primeras las hay que gozan de “buena salud” pero también las que paulatinamente han ido reduciendo su actividad, en algunos casos incluso el anuncio de la novena en su parroquia ya no menciona a la Cofradía, otras que en otros tiempos colocaban a su Titular en el presbiterio y ahora ni siquiera la mueven de su retablo y aunque tienen estandarte no lo exponen en estos días…

Celebraciones también se han perdido. Si bien es cierto que en la actualidad cada 16 de julio hay cuatro procesiones del Carmen en Valladolid, organizadas por tres Cofradías distintas:
  1. Rosario de la Aurora, Cofradía de Nuestra Señora del Carmen (Las Delicias).
  2. Procesión de Nuestra Señora del Carmen, Cofradía de Nuestra Señora del Carmen (San Mateo y Santo Domingo de Guzmán)
  3. Procesión de Nuestra Señora del Carmen, Cofradía de Nuestra Señora del Carmen (San Pío X).
  4. Procesión de Nuestra Señora del Carmen, Cofradía de Nuestra Señora del Carmen (Las Delicias).


Hay otras que se han perdido, como la Octava de San Lorenzo, la Procesión de Nuestra Señora del Carmen de la Parroquia de San Andrés Apóstol (cuya Hermandad titular sigue organizando Novena en su honor) y otras Octavas, pero especial mención merece la Magna Procesión de Nuestra Señora del Carmen de San Benito El Real, en la que llegó a salir hasta seis imágenes a la calles: Niño Jesús de Praga, San Elías Profeta, Transverberación de Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, San José y Nuestra Señora del Carmen (ya fuera la de Claudio Cortijo o la de Francisco Font i Pons), algunas a hombros, otras sobre ruedas y, cabe recordar, que el paso neogótico que hoy procesiona en Medina del Campo fue encargado por la Venerable Orden Tercera del Carmen de Valladolid ya estando en San Benito (que dicho sea, es una Iglesia de enormes dimensiones como para poder hacer o recuperar procesiones por el interior como las tenía en otros tiempos)…aunque no sea en Valladolid, al menos sigue existiendo este paso y se sigue empleando para el fin para el que fue creado, lo que le salva de una posible perdida por desuso como ha ocurrido con el patrimonio de otras Cofradías de nuestra ciudad.

Ya hemos visto la presencia del Niño Jesús de Praga en dos procesiones carmelitanas, Medina del Campo y San Benito El Real (Valladolid), pero recordemos que también salió en la Procesión de Nuestra Señora del Carmen de Las Delicias, de hecho en el altar erigido por esta Cofradía el pasado 29 de mayo de 2016 con motivo de la Solemnidad del Corpus Christi se pudo ver esta imagen del Divino Infante tras décadas sin estar al culto en la Parroquia (…¿no hay sitio para ponerlo?). Y bien podría recuperarse su participación en la procesión acompañado por los/as niños/as de Primera Comunión y Catequesis, portado a hombros ya sea por cofrades del Carmen o por voluntarios (¿no van a salir cuatro personas para llevarlo y algunas más durante el recorrido para ir cambiando?), conste que no es una cuestión de copiar a… es recuperar lo que se ha perdido.
Creo que el Carmen de Delicias (y perdóneme el resto) está llamado a ser el referente en Valladolid de las celebraciones de Nuestra Señora del Carmen en el día de su fiesta, el 16 de julio...Imaginémonos por un momento la procesión con el Niño Jesús de Praga en andas precediendo a Nuestra Señora del Carmen en su paso procesional, con el montaje antiguo (reincorporando los ángeles).




Tomando como referencia de medidas la fotografía del altar para la Procesión de Corpus Christi 2016, fotomontaje de cómo podría quedar el Niño Jesús de Praga en las andas en las que sale Nuestra Señora del Carmen en el Rosario de la Aurora.

Por la mañana asistí al Rosario de la Aurora organizado por la Cofradía de Nuestra Señora del Carmen (Delicias) que desde las 6:30 de la mañana recorre las calles del barrio, termina con una Eucaristía durante la que se puede ver el pedestal eliminado al paso procesional de Nuestra Señora del Carmen, un paso bendecido y estrenado en 1958. Gracias a uno de los relieves de este pedestal se puede ver la firma del autor (tal vez no sólo de los relieves, también de todo el paso procesional, salvo las esculturas que son de tipo Arte Cristiano de Olot), esta firma es S. Villafañe. Los temas de los relieves –con motivos carmelitanos- (ver fotografías) son realmente interesantes:
  • Nuestra Señora del Carmen estregando el escapulario a San Simón Stock, en presencia de Santa Teresa de Jesús (en este relieve está la firma).
  • Nuestra Señora del Carmen librando almas del Purgatorio.
  • San Juan de la Cruz y san Elías Profeta ante el emblema de la Orden del Carmen.
  • Espíritu Santo.







Una auténtica pena que un paso así se haya perdido. Si bien es cierto que hay que reconocer y agradecer el que la imagen de Nuestra Señora del Carmen (estrenada también en 1958) volviera a salir a las calles de su barrio, también hay que decir que la intervención llevada en su paso procesional no fue la más acertada (curiosamente no es el único caso que se ha dado en Valladolid y de ahí la necesidad de una comisión que informe de manera vinculante este tipo de intervenciones así como la incorporación de nuevas tallas, por ejemplo); puede ser que se tomase esa decisión por temas de la altura del paso (calculado un poco a ojo podría alcanzar poco más de 4 metros de altura contando con paso más imagen de la Virgen y su resplandor) y de las puertas que debía atravesar (en especial la de las rejas) pero…¿no se podría haber optado por sistemas hidráulicos que bajasen la altura de la carroza y que por otro lado permitiese que se introdujese el pedestal hasta conseguir la altura necesaria para salvar esas puertas y luego poder subirlo? También se eliminaron unos ángeles portacandelabros estrenados en 1959, y que en estos últimos años, al menos dos de ellos, podían verse en el altar de cultos durante la Novena…Sin embargo este año ya no se ha montado dicho altar de cultos (que podría aprovecharse para un besapie a la Virgen), así que tampoco se han mostrado estos ángeles, y Nuestra Señora ha estado desde el primer momento en su minorado paso.





La Indulgencia Plenaria con motivo de la fiesta del Carmen también puede lograrse en Valladolid y no estaría mal que esto se diera a conocer, tanto en San Benito El Real como en la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen (Delicias), en este último caso –según la prensa- por extensión del Jubileo concedido por el Papa San Pío X en 1912 y, por otro lado, según Enchiridion Indulgentiarum por ser la fiesta titular de la Parroquia.

65
Visita a la iglesia parroquial
Se concede indulgencia plenaria al fiel cristiano que visite la iglesia parroquial:
- en el día de la fiesta titular;
- el día 2 de agosto, en que coincide la indulgencia de la "Porciúncula".
Una y otra indulgencia podrán ganarse tanto en el día anteriormente designado como en otro día que establezca el Ordinario en provecho de los fieles.
Gozan de las mismas indulgencias la iglesia catedral y, si la hay, la iglesia concatedral, aunque no sean parroquiales, y también las Iglesias parroquiales.'
Las mencionadas indulgencias ya están incluidas en la Constitución apostólica Indulgentiarum doctrina. Norma 15; aquí se han tenido en cuenta los deseos hasta ahora manifestados a la Sagrada Penitenciaría.
En esta piadosa visita, de acuerdo con la Norma 16 de la misma Constitución apostólicas se reza la oración del Señor y el símbolo de la fe (Padrenuestro y Credo).


Reconozco que una cosa me ha llamado la atención en Las Delicias…llevo muchos años acudiendo allí a la novena, una tradición familiar, siempre se llenaba, en cualquiera de las tres Misas que a lo largo de estos días se ofician…pero este año, se han visto bancos vacios, otros con una, dos o tres personas…extraño, puede ser anecdótico, pero después de tantos años no deja de llamar la atención algo así. 

martes, 12 de julio de 2016

Hermandad de Nuestra Señora del Carmen, Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari.


De entre las diversas imágenes presentes en la Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari, hay una que concentra las visitas de los devotos, especialmente tras hacer las populares Caminatas de los Tres Lunes. Se trata de la imagen de Nuestra Señora del Carmen, que preside el retablo de la primera capilla (desde el crucero) del lado del Evangelio en dicho templo.

La devoción a Nuestra Señora del Carmen estuvo, y lo sigue estando, fuertemente arraigada en esta Parroquia. De hecho llegó a contar con su propia Cofradía titular que estuvo activa al menos hasta los años 80 del siglo XX. Esta Cofradía debió tener distintas imágenes titulares si tenemos en cuanto su actividad y las noticias relativas a la bendición de la actual imagen.

La fundación de esta Hermandad.
Aunque por el momento no tengo la fecha exacta, parece remontarse al último cuarto del siglo XIX, de hecho, en la distintas relaciones de Cofradías que aparecen publicadas en libros y guías de aquellos años, hasta ahora la primera mención encontrada es de 1884. Obviamente, no quiere decir que este sea el año de su fundación, pero podemos situarlo entre 1864 (fecha en que encontramos publicada una relación de Cofradías anterior) y el mencionado 1884 en que ya aparece esta Hermandad en San Nicolás de Bari.

Como se ha indicado, esta Hermandad debió contar con distintas imágenes titulares. Así en la relación de imágenes que participaban en la Procesión de Octava de esta Parroquia, celebrada el 5 de julio con motivo de la fiesta de San Miguel de los Santos (cuyos restos mortales descansan en el ara de dicho templo), podemos encontrar:

Imágenes en la Procesión de Octava (5 de julio de 1908):
  • San Ramón Nonnato, conducida por distinguidos niños de la parroquia.
  • Nuestra Señora del Carmen
  • San Nicolás de Bari
  • Nuestra Señora del Prado 
  • San Miguel
  • Nuestra Señora de la Salud
  • Santísimo bajo palio.


Imágenes en la Procesión de Octava (5 de julio de 1910):
  • San Ramón Nonnato.
  • San Bernardo
  • Nuestra Señora de la Salud
  • Nuestra Señora del Carmen
  • San Miguel
  • Nuestra Señora del Prado 
  • San Nicolás de Bari
  • Santísimo bajo palio.


Imágenes en la Procesión de Octava (5 de julio de 1914):
  • San Ramón
  • San Roque
  • Virgen del Carmen
  • San Nicolás
  • Virgen del Prado
  • San Miguel de los Santos
  • Nuestra Señora de la Salud
  • Santísimo “era llevado bajo palio por el digno párroco don Teodoro Lefler González”. “El Santísimo hizo alto cantándose varios motetes en los altares del Hospicio, San Quirce, calle de las Lecheras y Patronato”.
Estas tres citas hacen referencia a una imagen distinta a la que se venera actualmente en la Parroquia de San Nicolás de Bari, ya que esta imagen se bendijo en 1918.



Llegada de la imagen a la Iglesia Parroquial de San Nicolás de Bari.
Así se anuncia en El Norte de Castilla, 21 de junio de 1918.
En San Nicolás
La hermandad de Nuestra Señora del Carmen celebra solemnes cultos los días 22 y 23 del corriente, con motivo de la bendición de una imagen de la Santísima Virgen, adquirida por suscripción entre los hermanos y bienhechores de la hermandad.
El día 22, á las ocho y media de la tarde, tendrá lugar la bendición de la imagen, cantándose á continuación la letanía y salve.
El día 23, a las primaras horas de la mañana, se celebraran varias misas rezadas. A las ocho, será la de comunión general. A las diez, la solemne con Su Divina Majestad manifiesto y sermón que predicará el reverendo padre Dávila, S. J., quedando expuesto todo el día el Santísimo Sacramento.
Por la tarde, á las siete, se rezará la estación, santo rosario, bendición y reserva, terminando con la salve cantada.




En cuanto a la imagen -con ciertas diferencias-, no se puede pasar por alto la deuda que tiene con el modelo creado por Antón María Maragliano c. 1725 (Iglesia del Carmen, Cádiz). Aparece María en pie, sobre una peana de nubes (a diferencia del modelo de Maragliano que son ángeles), que se levantan hacía su mano izquierda para ayudar a sostener al Niño Jesús. En ambas representaciones, el Niño pasa su brazo derecho sobre el hombro de su Madre, singular gesto de afecto, mientras que la posición del brazo derecho ya difiere del modelo de Maragliano, ya que en éste último caso, lo apoya sobre el cuello de María, y en Valladolid lo extiende hacia delante portando un escapulario. La forma de la nube subiendo como base al Niño, la manera que tiene de cruzar las piernas y el modo en que María sostiene con su mano izquierda el pequeño pie derecho del Hijo, nos remite nuevamente al modelo de Maragliano. En ambas representaciones, María porta en su mano derecha un cetro, que junto a la corona refuerza la idea de la realeza de María.

Actividad de la Cofradía en el siglo XX
Junto con la mencionada participación en la Procesión de Octava de la Parroquia de San Nicolás de Bari (el 5 de julio), hay constancia de la celebración de Triduos en honor de Nuestra Señora del Carmen en este templo, en ocasiones para concluir el mismo día de su fiesta (16 de julio) y en otras un poco posterior. Así por ejemplo, en 1971 se realizó entre el 16 y 18 de julio el triduo de esta Hermandad de María Santísima del Carmen en San Nicolás y, al año siguiente (1972) fue entre el 21 y 23 de julio.

Hacia finales de esta misma década, encontramos una reseña en prensa muy curiosa, que conviene recordarla: el Diario Regional de 16/07/1978 hace referencia que hasta el año anterior la Cofradía del Carmen de San Nicolás, el día de la fiesta repartía a sus cofrades roscas de pan con anises (como las cuotas eran tan pequeñas y el pan subió tanto hubo de suprimirse)...[Carmen Isabel Santamaría, “Valladolid y la Virgen del Carmen” en “Conozcamos nuestra ciudad”]. Este mismo año, el triduo de esta Hermandad de María Santísima del Carmen (San Nicolás) como aparece nombrada en la prensa, fue del 14 al 16 de julio.



Inactividad de la Cofradía.
Hay que reconocer que los años que van desde 1967 (aproximadamente) a mediados de los 80 del siglo XX no fueron precisamente buenos para las Cofradías como tampoco para las procesiones de Gloria que en muchos casos comenzaron -éstas últimas- a dejar de celebrarse y las primeras -las Cofradías- a entrar en estado de inactividad. Es entonces, hacia principios de los 80 cuando a esta Hermandad le debe pasar esto mismo.

Lo cierto es que es muy curioso, algunas Cofradías, las Sacramentales principalmente habían resistido durante siglos e incluso en condiciones adversas y estos años tan "renovadores", tal vez a partir de interpretaciones erróneas, supusieron un duro golpe para ellas, tanto que no llegaron a recuperarse.

Igualmente curioso es la inactividad de esta Hermandad, siendo una devoción extendida y popular, una de las imágenes de esta iconografía más bellas (aún teniendo en cuenta su factura moderna) y que cuenta con elevado número de devotos (como se puede ver cualquier lunes).

domingo, 3 de julio de 2016

Procesión de San Pedro Apóstol, 2016

No es fácil recuperar tradiciones similares a ésta y más en unas épocas del año en la que la mente puede estar puesta en el descanso estival. No obstante, en un tiempo en el que parece que estas celebraciones de Gloria, y sobre todo las Cofradías de este carácter, no parecen estar pasando –en líneas generales- por su mejor momento, es de aplaudir iniciativas como la llevada a cabo por la Parroquia de San Pedro Apóstol y la Cofradía Penitencial y Sacramental de la Sagrada Cena, de la recuperación y consolidación de esta procesión de San Pedro Apóstol, este año encuadrada también dentro de los actos de las fiestas del propio barrio.


Diversas novedades ha presentado este año la celebración de la Solemnidad del Príncipe de los Apóstoles: la restauración (o al menos una primera fase) de la imagen procesional, se ha pasado de Triduo a Quinario y se ha ampliado el recorrido de la procesión (así como se ha cambiado el día y hora).

Unos días antes del inicio de los cultos, concretamente el 24 de junio de 2016, se presentaba públicamente la restauración de la imagen procesional “San Pedro Apóstol” (taller vallisoletano, siglo XVIII). Pocos días más tarde, daba comienzo el Quinario, desarrollado desde el 28 de junio al 2 de julio, siendo este último día cuando la imagen de San Pedro Apóstol recorrió las calles de su barrio procesionalmente.





La procesión en si también presentó diversas novedades, además de la ya apuntada del cambio de día y hora así como el recorrido. En lo referente al recorrido se amplió con respecto al año pasado, así, desde la Parroquial del San Pedro Apóstol, continuó por Chancillería, Gondomar, Santa Clara en cuyo monasterio se hizo un acto de oración con las Hermanas Clarisas, continuando por Real de Burgos, Portillo del Prado, San Pedro (donde la asociación de vecinos realizó una ofrenda floral a San Pedro), siguiendo por Madre de Dios hasta la Iglesia Parroquial de San Pedro Apóstol donde finalizó la Procesión.





La imagen de San Pedro Apóstol, en andas cedidas por la Cofradía de Nuestra Señora del Pilar (Barrio de La Pilarica) fue portada a hombros por Hermanos de Carga de la Cofradía Penitencial y Sacramental de La Sagrada Cena, Cofradía que está desempeñando un papel importante en la recuperación y consolidación de esta procesión. No fue la única sección de la Cofradía que participó activamente en la Procesión, pues la banda de cornetas y tambores estuvo también presente, con la particularidad de estar abierta a componentes de diversas bandas de cornetas y tambores de la ciudad para participar en la procesión. Y, junto a estas secciones, numerosos hermanos/as cofrades participaban en filas. Esta vinculación se aprecia también en las insignias que forman en el cortejo procesional, así junto al estandarte del Sagrado Corazón de Jesús (Apostolado de la Oración de la Parroquia de San Pedro Apóstol) figuraba la bandera de la Penitencial y Sacramental de La Sagrada Cena. Lo cierto es que hay otras Cofradías activas en esta Parroquia que bien podrían participar en esta procesión con su estandarte.







Música y el componente más folclórico que con frecuencia acompaña a este tipo de procesiones, lo pusieron –al igual que el año pasado- el grupo de danzantes de Villafrades de Campos, reconocidos por mantener una tradición de más de 400 años.

viernes, 24 de junio de 2016

Presentación de la restauración de la imagen procesional “San Pedro Apóstol”.



En la jornada del 24 de junio de 2016, se ha presentado públicamente la restauración de la imagen procesional “San Pedro Apóstol” (taller vallisoletano, siglo XVIII). En el acto, en que la imagen ha estado arropada por la Parroquia de San Pedro Apóstol y la Cofradía Penitencial y Sacramental de la Sagrada Cena, D. Andrés Álvarez Vicente, explicó algunos de los pormenores de este proceso, que podemos decir que es una primera fase, ya que en un futuro, la imagen regresará a la Escuela de Arte y Superior de Conservación y Restauración de Bienes Culturales -donde Álvarez Vicente imparte enseñanza- para terminar el proceso.


Además de limpieza, consolidación de la imagen, eliminación de barnices que oxidaban la policromía, la intervención ha llevado también la reintegración volumétrica en dos dedos de la mano derecha del santo, la llave dorada (junto con la realización de una llave plateada) y ha desvelado datos interesantes como la realización de los ojos en vidrio soplado, explicando el proceso para su colocación en la talla, así como algunos aspectos sobre el triregnum (la tiara papal o triple corona) realizada en madera, tela y metal (este último elemento requeriría de una futura restauración).



Aún teniendo presente los criterios más ortodoxos de restauración, el profesor ha destacado la particularidad que supone que sean tallas dedicadas al culto tanto dentro de la iglesia como en procesión, de ahí la importancia de una lectura global correcta de la obra que se vería afectada negativamente con la ausencia de determinadas partes.



Por otro lado ha destacado, acertadamente, que en el caso de imágenes de vestir es tan importante la talla en si como la manera en que está vestida, invitando a que la imagen tenga un terno acorde a la dignidad Papal en las fechas en que aún vestían con todos estos atributos. Como apunte, en Valladolid disponemos de diversas representaciones de San Pedro en Cátedra (incluso en el retablo mayor de dicho templo parroquial) que podría ayudar a la confección de la nueva indumentaria de San Pedro Apóstol.



Se echa de menos, al menos personalmente, las andas-templete que tenía esta imagen, de las pocas o escasas de esta tipología que se conservan en Valladolid…sería interesante su recuperación tanto para esta imagen como para otros posibles usos.

El día 28 de junio dará comienzo el quinario en honor a San Pedro Apóstol que llegará hasta el 2 de julio, día en que recorrerá procesionalmente las calles del barrio; este año (segundo que se celebra esta procesión) ya entra también dentro del programa de fiestas de dicho barrio.

Queda por dar la enhorabuena a la Parroquia de San Pedro Apóstol y a la Cofradía Penitencial y Sacramental de la Sagrada Cena por el trabajo realizado por la recuperación y consolidación de esta procesión.


miércoles, 15 de junio de 2016

Nuestra Señora del Rocío en Valladolid



Nuestra Señora de la Rocío es una de esas devociones que han traspasado fronteras, que su culto no sólo se queda en su Santuario, poblaciones cercanas, provincia o Comunidad Autónoma, se extiende al resto del país, habiendo llegado a otras partes de Europa y América.

Origen y leyenda de la aparición de Nuestra Señora del Rocío
Son diversas las versiones que narran la aparición de la imagen de Nuestra Señora del Rocío pero, en líneas generales coinciden en los siguientes puntos: A principios del siglo XV, un cazador llamado Gregorio Medina, oriundo de Mures (actualmente Villamanrique de la Condesa) se encontraba de cacería con otros compañeros y le tocó en suerte ir a la zona de Las Rocinas, allí alertado por los ladridos de sus perros encontró en un árbol una imagen de casi una vara de alto “hollada por las inclemencias del tiempo”. Las distintas versiones nos hablan de dos ocasiones en las que Nuestra Señora manifiesta su voluntad de quedarse en el lugar donde se encontró la Imagen. En una primera ocasión es el propio cazador quien pretende llevarla a Almonte pero, vencido por el cansancio se quedó dormido y, al despertar, la Imagen no se encontraba a su lado, volvió al sitio donde la encontró y, efectivamente, allí estaba, como la primera vez que la vio. La otra ocasión  "Volvió al pueblo de Almonte, a cuyo término pertenecía aquel sitio, dando cuenta de su hallazgo. De esta población llegaron numerosos vecinos llevándose a dicha localidad la imagen. La noticia llega a los demás pueblos de la zona, pero entre los vecinos de Almonte y de Villamanrique surgió una disputa en torno a la cuestión del acomodo de la imagen, que subsanaron siguiendo la costumbre de la época, unciendo en unas carretas dos yuntas de bueyes y que su fuerza decidiera el sitio donde se quedaba la Virgen. Ambas fuerzas quedaron igualadas sin conseguir avanzar a un lado ni a otro. Este hecho se interpretó como sentencia y se colocó la talla de la Virgen en el sitio en que fue encontrada, construyéndose una ermita de diez varas de largo gracias a las limosnas de los devotos". (ZAMORA MOYA, José A. (2000): Vivencias (La Romería del Rocío), Algaida editores, Sevilla, p. 20).

La Imagen se Nuestra Señora del Rocío
El tremendo celo y cierto “secretismo” hace que no se conozca fotografías de la talla de Nuestra Señora del Rocío, no obstante sí que hay constancia de algunas descripciones y, a partir de ellas, cabe mencionar la reconstrucción ideal de cómo pudo ser esta imagen, recientemente realizada por Elías Rodríguez Picón. Pero, vayamos, poco a poco.

José Alonso Morgado la describe así en 1882: «tiene completamente borrado su rostro, pende de sus hombros un sencillo manto pintado de azul, y el vestido está de verde, sugetándolo a la cintura una correa salpicada de estrellas de color de oro, dejándose ver entre los pliegues de la túnica por su parte baja, el calzado grana de forma puntiaguda. En el sitio del pecho al lado izquierdo, está perfectamente señalado el lugar que ocupó el Niño».

Por su parte, Santiago Martínez, en 1949, dice: «la escultura es de período gótico perfecto, buena como obra artística, bien conservada de la cintura para abajo, no así el resto, que se encuentra mutilado desgraciadamente por arreglos, tal vez muy remotos, con objeto de darle ciertas formas, para adaptarle las ropas, ráfagas y el Niño [...]. La Virgen está de pie, los plegados y forma del cuerpo están muy bien resueltos en su dibujo y modelado, asomándole entre los pliegues unos chapines pintados de rojo. La decoración que se conserva no está mal en sus sencillos dibujos de dicho estilo gótico [...]. La cara tan bella y atrayente de la Celestial Señora, parte principal de toda la imagen, que enmarca el rostrillo cuando está vestida con el traje llamado de Reina, también tiene antigua restauración, conservándose por fortuna todos los rasgos de expresión y modelado de escultura, sin que parezca haber sufrido importantes transformaciones. La encarnación, aunque retocada con seguridad hace muchos años, conserva también lo esencial de la obra antigua [...]»

Manuel Jesús Carrasco Terriza añade además que testimonios orales aseguran, tras una reciente restauración, que la primitiva escultura ofrece un notable parecido con la Virgen de la Hiniesta, Patrona del Ayuntamiento de Sevilla, cuya réplica se conserva en la iglesia hispalense de San Julián.

La imagen del Niño que porta la Santísima Virgen del Rocío podría ser obra del siglo XVIII.


La devoción de Nuestra Señora del Rocío en Valladolid
Independientemente de la devoción particular de cada devoto, en este apartado vamos a tratar de la devoción organizada de forma conjunta en Valladolid, en este caso en dos puntos: cronológicamente, en primer lugar la propia ciudad de Valladolid con la Casa de Andalucía y posteriormente en Medina del Campo, donde tiene fundada una Hermandad en su honor, aún no filial.


Nuestra Señora del Rocío en la Casa de Andalucía de Valladolid
La Casa de Andalucía en Valladolid se funda en esta ciudad en el año 1977. Unos años más tarde, en 1980, con la participación de los propios socios de la Casa como ciudadanos en general, se celebra por primera vez la Romería de Nuestra Señora del Rocío, aquella primera vez en Matapozuelos, presidida por un cuadro de la Santísima Virgen, luego se celebró en otros lugares como Fuente Minguez, La Ponderosa o Torrelobatón. Finalmente y ya desde 1986 se celebra en el parque recreativo “Los Valles” en Laguna de Duero.

Aquel cuadro, fue sustituido por una primera talla de Nuestra Señora del Rocío, bendecida en el segundo Rocío que se celebró en Torrelabatón. Unos años después se consiguió la imagen que hoy preside sede de la Casa de Andalucía.



En los primeros años en Laguna de Duero, la imagen de Nuestra Señora del Rocío se preparaba en la cochera de un socio de la Casa de Andalucía. Hubo años también, en los que la Santísima Virgen salía en traslado procesional desde la Parroquia de la Asunción de Laguna de Duero hasta la Ermita de Nuestra Señora de Villar. En este templo pasaba la noche del sábado al domingo, como en la actualidad se hace.

Hubo años en que la salida hacia la ermita se hacía desde la plaza de toros de Valladolid y también algunos años en que la comitiva de romeros partía hacia Laguna desde la Plaza Mayor de Valladolid, aunque, posteriormente esto se ha perdido, y a día de hoy, la Santísima Virgen es trasladada sin procesión hasta la ermita de Nuestra Señora de Villar en el atardecer del sábado, donde es recibida por la Cofradía titular, allí se reza el Rosario y se canta la Salve Rociera, quedando depositada la Imagen hasta la salida procesional del día siguiente.

Será en el año 1993 cuando se estrena un nuevo trono y el simpecado, estandarte que encabeza las procesiones y que es portado por la reina de la casa.








Nuestra Señora del Rocío en Medina del Campo

En el año 2009 comienza su andadura la Asociación Rociera de Medina del Campo, teniendo como madrina a la Ilustre Hermandad de Isla Cristina (fundada en 1973; filial número 45). Dos años más tarde, el Sr. Arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, firma el Decreto fechado en 2 de febrero de 2011 (Boletín Oficial del Arzobispado, 2011, 190) por el que se aprueban los Estatutos, reconociéndose la erección y concesión de personalidad jurídica como asociación pública de fieles, quedando así declarada como Hermandad no filial.


Dos años después de esa importante fecha, la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Medina del Campo bendice, el 22 de abril de 2013, el banderín de la Hermandad. Y, al año siguiente, el 10 de mayo de 2014, bendice la actual imagen titular de la Santísima Virgen del Rocío.


Se trata de una imagen de vestir, de tamaño algo inferior del natural, copia de la famosa imagen de Nuestra Señora del Rocío de Almonte (Huelva). Sus autores son los imagineros Juan Jiménez González (Nueva Carteya, 15 de mayo de 1982) y Pablo Porras Castro (Sevilla, 14 de enero de 1983), ambos afincados en Córdoba. Los trabajos de orfebrería (coronas, ráfaga, rostrillo, cetros, orbe y luna) han corrido a cargo de Daniel Porras Castro, igualmente de Córdoba, correspondiendo el atuendo al bordador cordobés Antonio Villar.


Tras la bendición, la imagen estuvo al culto en la Capilla de la Madre Maravillas de Jesús en el Santuario Diocesano de Nuestra Señora del Carmen, de Medina del Campo  y, en noviembre de 2015, es trasladada a la Capilla de San Juan de la Cruz en dicho Santuario, donde recibe culto actualmente.



Uno de los primeros años en los que estuvo presente la recién bendecida imagen de Nuestra señora del Rocío fue una Vigilia de Oración con otras imágenes letíficas de Medina del Campo, que tuvo lugar el 17 de mayo de ese mismo año, 2014. En el presbiterio de este Santuario se encontraban las imágenes de: Nuestra Señora del Carmen, Nuestra Señora del Amparo, Nuestra Señora de la Alegría, Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa y Nuestra Señora del Rocío.




Cada mes celebra una sabatina: Santo Rosario y Santa Misa
En fechas cercanas a la Solemnidad de Pentecostés, dedica Solemne Triduo en honor de la Santísima Virgen del Rocío.
Coincidiendo con el día de la bendición de su titular, el 10 de mayo de 2014, se pronunció el I Pregón Rociero, cita que se ha ido repitiendo en los años sucesivos:
(I)   2014, 10 de mayo.- D. Antonio Rodríguez Basurto
(II)  2015, 15 de mayo.- D. Antonio Martín López, Presidente de la Casa de Andalucía de Valladolid.
(III) 2016, 16 de abril.- D. Juan José Sosa Ramírez (Hermandad del Rocío de la Macarena)
Desde 2013, Romería Rociera.